miércoles, 27 de abril de 2011

Breve Historia de la Cruz de Hierro de 1939


href="file:///C:%5CUsers%5CNatalia%5CAppData%5CLocal%5CTemp%5Cmsohtml1%5C01%5Cclip_filelist.xml">

CRUZ DE HIERRO DE 1939

El 1 de Septiembre de 1939, Adolf Hitler firmó la ley por la cual se restituyó la Cruz de Hierro (él mismo era portador de dos cruces de Hierro, la de primera y Segunda Clase obtenidas durante la Primera Guerra Mundial). Esta orden instituyó la Gran Cruz en sus tres clases: Gran Cruz para la Cruz de Hierro, Cruz de Hierro de Primera Clase y Cruz de Hierro de Segunda Clase, pero además creó otra condecoración: la Cruz de Caballero para la Cruz de Hierro. Hitler, además, introdujo la Barra de 1939 para la Cruz de Hierro de Primera Clase de 1914 y la Barra de 1939 para la Cruz de Hierro de Segunda Clase de 1914, destinada a premiar a los veteranos de la Primera Guerra Mundial, que fueran merecedores de ella en la Segunda Guerra Mundial. Antes de que se iniciara la producción de la Cruz de Hierro de 1939, se tomaron algunas determinaciones que cambiaron por completo el diseño original de Schinkel. La nueva cruz sería más grande y robusta en la forma, y todos los vestigios de las hojas de roble imperiales y coronas removidos. En lugar de estos emblemas tradicionales prusianos, Escher, el diseñador de la Cruz de Hierro de 1939, utilizó la esvástica en la parte central y la fecha 1939 en la parte inferior. La parte posterior permaneció limpia, a excepción por la fecha de institución de 1939.

Cuando la misma era concedida, se entregaba junto con una caja, además de un documento acreditativo, donde se certificaba que el portador era merecedor de la medalla. La Cruz de Hierro de Segunda Clase era raramente concedida en combate, y en lugar de ello, y de acuerdo a las tradiciones prusianas, la cinta era usada en el uniforme, como una cinta formal en el hueco del segundo botón de la túnica. En los casos de que el portador hubiera sido condecorado con la barra de 1939 para la Cruz de Hierro de Segunda Clase de la Primera Guerra Mundial, se portaba la misma suspendida del hueco del segundo botón de la túnica, atada a una cinta negra y blanca Imperial. La Cruz de Hierro de Primera Clase era portada en la parte superior del uniforme. A nivel de la garganta, por encima de todas las otras condecoraciones se lucía orgullosa la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro. Por encima de la Cruz de Hierro de Primera Clase que colgaba en el uniforme las únicas condecoraciones que podían estar por encima de ella (a excepción de la Cruz de Caballero que colgaba en el cuello) eran las Barras de Combate en bronce, plata, y oro. Los recipientes de la barra de 1939 para la Cruz de Hierro de Primera Clase, tenían permitido utilizar su Cruz de Hierro de 1914 en la parte izquierda de la túnica, pero se debía colocar la barra por encima de ella. El diseño propuesto causó un debate entre la comunidad de productores de medallas, los cuales creían que se debía conservar el diseño original de la Cruz de Hierro Imperial, tanto en su tamaño y como en su forma.

De hecho, varios fabricantes produjeron la Cruz de Hierro de 1939 en sus versiones de Primera y Segunda Clase, teniendo en cuenta el estilo y tamaño de la Cruz Imperial. Estas cruces imperiales, conocidas hoy en día como cruces estilo Schinkel, por el nombre de su diseñador original, son difíciles de encontrar. Al final, se llegó a un nuevo diseño modelo de la Cruz de Hierro de 1939, que es el que hoy conocemos: una cruz con brazos de 44mm. En la Cruz de Segunda Clase se utiliza la esvástica en el centro y la cifra 1939 en la parte baja, por la parte de atrás esta grabado el número 1813, fecha de creación de la condecoración. En la Cruz de Hierro de Primera Clase se conserva el mismo motivo, pero en la parte de atrás lleva un enganche metálico, para sujetarla a la parte superior del uniforme. En otras versiones, la cruz posee un imán magnético en la parte trasera en lugar del enganche metálico.

Cintas para la Cruz de Hierro de 1939

La cinta para la Cruz de Hierro de 1939, fue cambiada de sus colores iniciales imperiales, por los utilizados por la Alemania nazi: el rojo, el negro y el blanco. Esta consistía en una cinta de 14 milímetros de ancha, bordeada por dos tramos de 4mm de color blanco. No existió la cinta para los «no combatientes», pues se consideraba que esta distinción estaría reservada únicamente al personal militar.

Cruz de Caballero

Cuando Adolf Hitler introdujo la Cruz de Caballero para la Cruz de Hierro en 1939, no creó solamente una condecoración que estableciera un puente entre la Cruz de Hierro de Primera Clase y la Gran Cruz para la Cruz de Hierro, sino que instauró una que constituyó la condecoración que fue utilizada como herramienta de propaganda y motivación para ser utilizada por la WehrmachtLa Cruz de Caballero transformaba a sus receptores en héroes nacionales. La entrega de la misma se realizaba con un gran despliegue, mucho mayor que aquel cuando se entregaba la de Primera o Segunda Clase. De los quince o veinte millones de hombres que sirvieron en la Wehrmacht o en las Waffen-SS durante la Segunda Guerra Mundial, solo 7.300 recibieron esta condecoración.

El criterio para su imposición variaba dentro de las diferentes armas de la Wehrmacht y podía ser entregada por el heroísmo personal o por liderazgo militar. Para aquellos que servían en las fuerzas de tierra del ejército, las Waffen-SS y la Luftwaffe, era necesario que hubiera sido distinguido en combate más de cinco o seis veces, después de obtener la Cruz de Hierro de Primera Clase. Dentro de las unidades aéreas de la Luftwaffe, se estableció un puntaje de veinte puntos para poder recibir la Cruz. En las unidades de la Marina de Guerra (Kriegsmarine), se concedía una vez el oficial hubiera demostrado haber hundido al menos 100.000 toneladas de barcos enemigos. Sin embargo, estos criterios fueron cambiando durante el transcurso de la guerra. Tanto es así, que en los primeros años se obtenía con el derribo de veinte aviones enemigos y al final se necesitaba demostrar más de cien. Se cree por lo general, que el obtener esta condecoración era más fácil para los miembros de las fuerzas de tierra del Ejército, las Waffen-SS o la Luftwaffe y la práctica parece que así lo confirma.

Además, por lo general, esta se obtenía en especial en las unidades Panzer, por el comandante de la unidad, tanque o cañón de asalto y no por algún otro miembro de la tripulación. En su diseño, la Cruz de Caballero para la Cruz de Hierro es idéntica a la Cruz de Hierro de Segunda Clase en todos los aspectos, salvo en tres detalles:

a) Es más grande, pues mide 48 por 48mm.

b) El ojo de la Cruz en la parte superior, ha sido girado 90 grados a fin de quedar en línea con la Cruz.

Datos aparecidos en la obra CABALLEROS DE LA CRUZ DE HIERRO EN GUERRA.

Nota: Las información aquí recogida es un breve resumen de la aparecida en el libro citado.

5 comentarios:

  1. Me encanta esta distinción, yo como coleccionista que soy de militaria alemana de la Segunda Guerra Mundial dispongo de varias cruzes de hierro auntenticas de la época de las dos Guerras Mundiales, de segunda clase y de primera clase (nota decir que las cruzes de hierro fabricadas en la Primera Guerra Mundial son algo mas pequeñas que las del periodo de la Segunda Guerra Mundial) y la verdad es que son preciosas, no hablo de replicas naturalmente sino de auntenticas piezas de museo, osea que por suerte estas piezas las conozco muy bien por tenerlas en mano originales en mi colección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola tengo una cruz de hierro 1939, saben el valor aprox me pueden escribir y mando fotos por mail a gbrlu@yahoo.com.ar

      Eliminar
  2. Yo también soy coleccionista de Medallas alemanas de la Primera y Segunda Guerra Mundial, y de hecho algunas fotos que aparecen en nuestros libros son "propiedad" mia. Cruces de hierro de 2ª y 1ª clases, Spangues, así como documentación de entrega de las medallas. ¡Son una maravilla!

    ResponderEliminar
  3. Me alegra poder hablar ademas también con otro coleccionista, esos si que es vivir la historia propiamente dicha, con objetos relacionados a ella y si encima aparecen en vuestros libros mejor que mejor...!!!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Pues sí!

    Mi pieza más querida es una Cruz de Hierro de Primera Clase.

    ResponderEliminar