miércoles, 13 de abril de 2011

Otto Guille, Herbert


Otto Gille, Herbert, nació el 8 de marzo de 1897 en Gandersheim (Alemania). General alemán que consiguió la Cruz de Caballero con Hojas de Roble, Espadas y Diamantes además de la Cruz Alemana de Oro, siendo el miembro del las Waffen-SS más condecorado de toda la Segunda Guerra Mundial.


Gille comenzó su carrera militar como teniente primero en una unidad de artillería durante la Primera Guerra Mundial. Ganó en combate la Cruz de Hierro de segunda y Primera Clase. Abandonó el ejército en 1919 y continuó con su vida civil dedicándose a la agricultura y a la industria del automóvil hasta 1931, cuando se unió al partido nazi y las SS.


En 1934, fue destinado para servir en las fuerzas de apoyo de combate de las SS ante el inminente conflicto que cada vez se iba a acercando más. Se convirtió en comandante de una compañía en Ellwangen, y más adelante en comandante de un batallón de la división SS Germania en Arolsen. Más tarde sirvió como comandante de una unidad de artillería en Juterbog. Como comandante del Primer Batallón de la 5ª División de las SS de Artillería, Gille participó en la invasión de Polonia y en la campaña occidental. Fue durante la invasión a Polonia donde las SS comenzaron a realizar los fusilamientos masivos contra judíos y civiles, cometiendo atrocidades con la población, además de numerosos crímenes contra la Humanidad. Guille no participó en ninguna de esas ejecuciones masivas, realojamientos por la fuerza de la población civil o represalias contra civiles indefensos, aunque era más que seguro que supiera de todos esos actos o al menos lo sospechara.


Después del ataque a la Unión Soviética, Gille, como líder de tropa de las tropas de las SS de vanguardia, llegó el primero a Kuban, aniquilando todas las defensas rusas que se encontró por el camino. Gracias a esta acción, recibió la Cruz de Caballero el 8 de octubre de 1942. Poco después, tomó el mando de la División Viking (5 ª Panzer SS) en el Frente Occidente, consiguiendo las Hojas de Roble para la Cruz de Caballero en 1943, y las Espadas en 1944, ganando dichas condecoraciones por su arrojó y capacidad de improvisación en el campo de batalla. Gille recibiría los diamantes para su Cruz de Caballero, el 19 de abril de 1944, por su notable participación en una retirada de notable éxito.


Poco después de la retirada de Cherkasy, Gille y los miembros de su personal fueron trasladados a la ciudad cercada de Kovel para organizar su defensa. Tomó el mando de la división de las SS Totenkopf de Panzers, la cual se encontraba fuertemente posicionada en la frontera de Prusia Oriental, en el momento en el que comenzó la ofensiva rusa de otoño de 1944, cuyo objetivo era llegar a Berlín. Gille y la división lograron destruir un gran número de tanques soviéticos y desbarataron la ofensiva soviética, quienes tuvieron que retirarse tras sufrir enormes bajas.


Cuando el final de la guerra era claro, Gille marchó con lo que quedaba de sus divisiones al encuentro de las tropas de EE.UU., con el fin de evitar ser capturado por las fuerzas soviéticas, consciente de que lo que les podría pasar a sus hombres y a él mismo si eso ocurría. Estuvo prisionero de los americanos tres años, y fue puesto en libertad en mayo de 1948.


Después de la guerra, trabajó para un periódico hasta 1958. Su tumba ya no existe. Un triste olvido para uno de los veintisiete militares alemanes que consiguió la Cruz de Caballero con Hojas de Roble, Espadas y Diamantes. Biografía recogida en el libro CABALLEROS DE LA MEDALLA DEL HONOR. y una más extensa en DIAMANTES DE LA CRUZ DE HIERRO. Nota: Las biografías aquí recogidas son un resumen de las aparecidas en el libro citado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario