miércoles, 13 de abril de 2011

Un breve inicio

La 2ª Guerra Mundial es el campo de cultivo de todas las pasiones y odios del ser humano que nos fascina después de tantas décadas transcurridas. Sin duda, se han escrito ya tantos libros sobre este conflicto que prácticamente se haya recogido todo lo que ocurrió... y tal vez sea verdad.

Cuando me decidí por el género del ensayo busqué la forma de innovar y buscar algo de lo que no haya hablado nunca, y creo haberlo conseguido gracias a centrar mis publicaciones y mis obras en Héroes de Guerra, independientemente del bando en el que sirvieron.

La R.A.E. define el término héroe de la siguiente forma:

héroe.

(Del lat. heros, -ōis, y este del gr. ἥρως).

1. m. Varón ilustre y famoso por sus hazañas o virtudes.

2. m. Hombre que lleva a cabo una acción heroica.

3. m. Personaje principal de un poema o relato en que se representa una acción, y especialmente del épico.

4. m. Personaje de carácter elevado en la epopeya.

5. m. En la mitología antigua, el nacido de un dios o una diosa y de una persona humana, por lo cual le reputaban más que hombre y menos que dios; como Hércules, Aquiles, Eneas, etc.



Por mucho que le pese a más de uno, las hazañas militares también son dignas de elogio y admiración y entre los millones de combatientes que participaron en la 2ª Guerra Mundial hubo héroes, héroes de guerra que merecen ser recordados por sus gestas en la batalla y en el frente.

Héroes de guerra olvidados por las naciones por las que combatieron, ya fuera en el bando perdedor o en el bando vencedor (sí, sí, hasta los vencedores olvidan a aquellos que sangraron, y murieron defendiendo sus banderas). Todas las acciones bélicas dignas de admiración fueron condecoradas con las Medallas más importantes de cada país: La Cruz de Caballero, La Medalla del Honor, La Cruz Victoria... y se convirtieron en un ejemplo a seguir por los oficiales y soldados que servían en un ejército u otro.

Sin pretender hacer apología de ningún tipo, sino el realzar los actos de valentia de aquellos héroes, nace este Blog, que espero, os ayude un poco más a comprender a aquellos que lucharon y ganaran... o perdieran.

José A. Márquez Periano.

2 comentarios:

  1. Miles de personas fueron participes de esta gran contienda que no podemos negar que cambio el mundo y fue testigo de innovaciones tecnologicas como la bomba atómica (energia nuclear), el radar, los aviones a reacción alemanes, etc... Fruto de un esfuerzo por la voluntad de hacerse con el poder, si los acontecimientos en aquella epocá no hubieran sucedido asi, quiza y solo quiza la humanidad hubiera tardado un poco mas en descubrir tales ingenios.

    ResponderEliminar
  2. Seguramente estes en lo cierto. Por cierto. El primer prototipo de aviones a reacción británico voló en 1941, y el americano en 1943, mientras que el alemán lo hizo en 1939 pero se desechó dicha idea hasta que fue muy tarde.

    ResponderEliminar