viernes, 20 de abril de 2012

Propaganda Soviética. El falso mito de la Rosa de Stalingrado.


Aprovecho que me encuentro corrigiendo mi nuevo libro, DEFENSORES DE LA MADRE PATRIA, para incluir nuevamente un breve fragmento de la obra, en esta ocasión se trata de parte de la biografía de la llamada ROSA DE STALINGRADO, incorrectamente, porque la traducción literal en ruso es el LIRIO DE STALINGRADO. Pero no estamos para hablar de malas correcciones, sino del hecho que le convirtió en una heroina para la Propaganda Soviética... y desde luego, es una decepción conocer la verdad... aquí un fragmento de su biografía:

Su primera victoria en solitario (y la segunda de su cuenta particular), la consiguió contra un caza alemán Messerschmitt Bf 109 pilotado por un as alemán llamado Erwin Maier. Hay que decir a este respecto que la Propaganda Soviética ha hecho creer durante muchos años que este era todo un <AS DE LA AVIACIÓN>, nada más lejos de la realidad. Erwin “solamente” había derribado 11 aviones. Para el bando soviético eso le otorgaba la aureola de <as>. También, la noticia sobre su derribo indicaba que había sido condecorado en 3 ocasiones con la Cruz de Hierro. Si eso fuera así, Maier tendría que haber sido condecorado con la Cruz de Hierro de 2ª Clase, de Primera Clase y la preciada Cruz de Caballero. Por aquella época, un piloto tenía que reunir un total de 50 victorias para poder lucir con orgullo la Cruz de Caballero, y Maier distaba bastante de esa cifra. Por lo tanto, podemos decir que la mentira de la Propaganda Soviética sobrevivió a lo largo de los años y que este <grandioso as> no era más que un simple piloto alemán que había conseguido “algunas victorias” en el Frente. Obviamente todas las fuentes consultadas afirman que Maier era un <as>. Nada más lejos de la realidad. Un nuevo misterio desentrañado por el autor de este libro. Otras fuentes aseguran que incluso Meier era nada más y menos que un barón y  que había ganado la Cruz de Caballero y que no sólo había derribado no 11, sino 30 aviones. ¡Qué fácil es engrandecer a un enemigo abatido!
Más información en DEFENSORES DE LA MADRE PATRIA. Y hablando de todo un poco, en breve, la primicia sobre el 28º Ganador de los Diamantes de la Cruz de Caballero.

4 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Acabo de descubrir tu bitácora, gracias por los contenidos que incluyes en ella.

    Sobre el tema de Lytvak, su leyenda actual no se ha cimentado en absoluto sobre el caso Meier, sino, como bien sabes, sobre el hecho de que es la mayor as de caza de la SGM (12 derribos) y, por extensión, de la historia. Y teniendo en cuenta la naturaleza del combate aéreo moderno seguramente retenga el título a perpetuidad.

    Es curioso porque en las dos reseñas biográficas de que dispongo (la de Hans E. Seidi bastante extensa) no se cita a ese tal Meier. De todos modos, un piloto alemán con 11 derribos sí era efectivamente un "as", en ese sentido la propaganda no se inventó nada (5 derribos otorgan el título a un piloto, salvo en el caso alemán, en que el mínimo para ser "Experten" se eleva a 10). Así pues, entiendo el desmentido demasiado vehemente: ni era un "grandioso as", ni un "simple piloto". Otra cosa son sus condecoraciones o títulos nobiliarios, en efecto inventados, pero partimos de la base de que en guerra los logros siempre se exageran, y ahí están las cifras infladas de derribos de los pilotos de cada bando para confirmarlo.

    Trabajo del historiador será precisamente separar los hechos de las proclamas para intentar considerar cada caso en su justa medida.Espero que en tu libro lo hayas conseguido.

    Un cordial saludo y suerte con tu publicación.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Hartmann.

    Un placer leerte. Efectivamente con 5 derribos eras un "Experten" pero la propaganda vendió el hecho como si se hubiera derribado al mismo Hans Ulrich Rudel. Por cierto que es probable que no tengas nada del Meier porque para publicar este libro y realizar la labor de investigación acudí a fuentes rusas y soviéticas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sonó un poco machista, un poco malintecionada (y tal vez un poco filonazi) tu crítica. Todo un logro para una mujer en esa, y en cualquier época. Sin duda una gran piloto. Su cadáver apareció con un tiro en la cabeza, no se descarta que haya sido ejecutada por el escozor que les producía ser derribados por mujeres. Es como si te agarraras de pequeños detalles y no pudieras ver el bosque de 12 derribos antes de morir, y no hablamos sólo de Stukas, sino mayormente de Messerschmitt Bf-109, formidable avión pilotado para 1942 por muy buenos pilotos.

      Eliminar
    2. No soy para nada admirador de los soviéticos, pero debo decir que la crítica hecha a la Teniente Litviak, es como lo dijo ya Santiago Geraghty, por lo menos malintencionada. Estamos hablando de 1,942, una época en la que la mayoría de las mujeres ni siquiera conducían automóviles, y nos encontramos a esta jovencita de apenas 21 años de edad, con el valor, la decisión, el amor a su pueblo y la pericia suficientes para pilotar un avión de caza, enfrentarse al enemigo y lograr salir victoriosa en muchas ocasiones. Recordemos que hasta donde se sabe, los rivales derribados por Lidiya fueron todos varones y también es cierto que un piloto alemán con 11 victorias como Maier, sí era un As de la aviación. Entonces debo decir que no podemos minimizar lo hecho por esta veinteañera, que se ganó un lugar en la historia de la aviación militar y de su Patria. Recordémosla con respeto.

      Eliminar