domingo, 28 de abril de 2013

Anécdotas Históricas III: Un tanquista... claustrofóbico

 
M4 Sherman de Lafayette en Liege, Bélgica.


Efectivamente, ni más ni menos. De nuevo revisando la extraordinaria y trepidante biografía de Pool descubrimos un hecho insólito en un comandante de carros blindados: sufría claustrofobía. ¿Os podéis imaginar a un Lafayette G. Pool claustrofóbico a los mandos de un M4 Sherman?

 

Resulta muy curioso descubrir que en las escasas imágenes de la guerra que han llegado de nosotros de sus tanques "In the Mood", nombre con que apodaba a todos los tanques Sherman que comandó, siempre se vea una cabeza o fuera del mismo. Efectivamente, es Pool, que trata de combatir de la mejor forma que puede su terror y seguir cumpliendo con su deber.
 
Uno de los "In the Mood" de Pool.
 
El motivo de esta fobia y como le sirvió incluso para el combate está detallado en su biografía que aparecera publicada en mi próxima obra dedicada a los tanquistas de la 2ª Guerra Mundial.
 
Esta divertida anécdota nos sirve para reflexionar brevemente sobre la pasta de los héroes de guerra. A pesar de sentir un miedo atroz a estar dentro de un tanque Pool terminaría su servicio en la 2ª Guerra Mundial siendo licenciado, no sería retirado del campo de batalla a pesar de su fobia, la cual trató de ocultar mientras comandó fuerzas blindadas. Hay que decir que los héroes de guerra se anteponen a todas las dificultades, y aquí tenemos un claro ejemplo de ello, pues Pool acabaría convirtiéndose, pese a su handicap, en el mejor tanquista americano de la 2ª Guerra Mundial (o al menos uno de los 3 mejores, según con quien le comparemos).
 

Lafayette no recibiría jamás la Medalla del Honor por su impresionante carrera militar, ni por los más de cien vehículos enemigos destruidos, pero al menos, hoy en día su figura se le recuerda a diario en un juego de ordenador online masivo en que juegan casi a diario más de un millón de personas de todo el mundo simultáneamente, con más de 55 millones de usuarios...

 
Medalla de Pool en World of Tanks
 
 
Quizás ese sea el mayor homenaje que se le pueda otorgar a este impresionante héroe de guerra mientras cientos de miles de personas de todo el mundo tratan de emularle en un juego de ordenador. Es lamentable que Estados Unidos olvidará a este héroe de guerra y no le condecorará como merecía, pero al menos hoy hemos vuelto a recordar a Lafayette G. Pool, el tanquista claustrofóbico.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario