lunes, 22 de abril de 2013

Nueva Sección del Blog: Anécdotas Heroicas I

Estimados amigos,

      Inicio una nueva sección en mi blog para todos los lunes: Anécdotas Heroicas. En esta nueva andadura del blog escribiré alguna divertida anécdota protagonizada por algún héroe de guerra, extraida de algunas de mis publicaciones o de las obras en las que me encuentre trabajando.

  Damos comienzo la sección con una anécdota de un tanquista americano de la Segunda Guerra Mundial Lafayette G. Pool, que da nombre a una de las medallas del luego online World of Tanks.


El héroe al finalizar la 2ª Guerra Mundial



    Para quien no sepa quien es Pool podemos decir sin temor a equivocarnos que fue uno de los mejores tanquistas del país de las Barras y las Estrellas durante la 2ª Guerra Mundial. Condecorado con la Medalla de Servicios Distinguidos, fue recomendado para recibir la Medalla del Honor en cuatro ocasiones, pero al no ser un soldado de infantería no le sería entregada (porque parece ser que no era lo suficiente "sacrificado" ir a bordo de un tanque, además de poco heroíco). 

Lafayette G. Pool a bordo de uno de los Shermans que comandó a lo largo de la Guerra

ANÉCDOTA HEROICA


Una de las anécdotas más divertidas de Lafayette tendría lugar ya en suelo británico y esta vendría derivada por su afición al boxeo, deporte en el cual destacaba al ser uno de los mejores de su división.  De tal forma, a principios de 1944 llegaría a cruzarse en el cuadrilátero con Joe Louis .
[Joseph Louis Barrow (13 de mayo de  1914 – 12 de abril de 1981), más conocido como Joe Louis, boxeador profesional, y campeón del mundo de los pesos pesados desde 1937 a 1949] 
Se encontraría con el campeón del mundo en una pelea de exhibición para animar a la tropa. Esta clase de eventos eran habituales y se sucedían en los acuertalamientos militares norteamericanos, en los cuales siempre solía participar algún famoso de la época (bien mediante un concierto o una pelea de exhibición, como es en este caso). Pool se animó durante la exhibición y colocó al Louis una buena cantidad de golpes bastante duros. El campeón del mundo se acercó a él,  le rodeó con sus brazos y le dijo:
< Chico blanco, te voy a enseñar ahora una buena lección>.
El campéon del mundo comenzó a darle un buen repaso, pero a pesar de la paliza que recibió durante los próximos asaltos no consiguió noquear al protagonista de esta historia. ¡Y a pesar de eso se consiguió mantener en pie! Hay que decir que al final de la pelea, la cara de Pool era todo un poema... ya no tenía muchas ganas de ir en serio.

Espero que os haya gustado esta divertida anécdota, que desde luego, es una curiosidad sobre uno de los mejores tanquistas no alemanes de todos los tiempos.



 

4 comentarios: