domingo, 26 de mayo de 2013

Anécdotas Heroicas VI: Como NO se suicida un oficial prusiano

Estimados amigos,

     Hoy vamos a hacer referencia a una de las anécdotas que mejor definen el espíritu prusiano que aún sobrevivía entre la alta oficialidad del ejército alemán durante la 2ª Guerra Mundial. Aunque a muchos pueda extrañar, la anécdota tiene que ver con Paulus, el efímero Mariscal de Campo, pues como bien sabemos fue capturado por los soviéticos durante el asedio a Stalingrado.

    
     No vamos a entrar en detalles en el final del 6º Ejército o en la vida de  Paulus, pues ya hice mención al mismo en la obra CABALLEROS DE LA CRUZ DE HIERRO y ENCICLOPEDIA DE LOS CABALLEROS DE LA CRUZ DE HIERRO.
 
     Como bien ya sabéis el 6º Ejército estaba totalmente rodeado por los soviéticos y oficialmente las tropas cercadas se rindieron el 2 de febrero de 1943, y dos días antes Paulus había sido ascendido a Mariscal de Campo por Hitler, pero fue un ascenso envenenado como ya sabréis, pues Hitler le dijo una de esas frases que pasaron a la Historia:
 
<Jamás un Mariscal de Campo alemán se ha rendido>.
 
      Es decir, con su ascenso Hitler le dio a entender que debía suicidarse antes que rendirse. Poco le convenció la idea, pues como ya es bien sabido por todos, Paulus se rindió. Este hecho sorprendió a los propios soviéticos, pues cuando ya estaban negociando las condiciones de paz, los oficiales soviéticos se refirieron a Paulus como : <General>, pero el muy pronto (y orgullamente) les indicó que había sido ascendido a Mariscal de Campo pero que no había tenido tiempo para enfundarse su nuevo uniforme debido a la paupérrima situación que estaba sufriendo durante el asedio soviético.
 
      Hay que decir que este hecho llamó poderosamente la atención de los soviéticos, y no se creyeron en un primer momento que Paulus, siendo Mariscal de Campo se rindiera, por lo que fue para ellos un doble golpe de suerte: destruían al 6º Ejército y además se rendía un Mariscal Alemán, hecho insólito en la Historia Militar hasta ese momento.
 
     Cuando ya eran cautivos, Paulus y su ayudante de campo, Wilhelm Adam, los soviéticos registraron las pertenencias de Paulus, y unas de las primeras cosas que encontraron entre sus pertenencias fue un juego de manicura. Inmediatamente los soviéticos encargados del registro, retiraron el set de manicura de las maletas de Paulus, mientras que Wilhelm Adam, totalmente indignado protestó:

<Un Mariscal de Campo alemán jamás se suicidaría con unas tijeras.>

     Y arrancó de las garras del guardian el set de manicura, pero muy pronto otros guardias y el propio Paulus le disuadieron de que era mejor colaborar. Paulus ya estaba totalmente resignado a su destino por lo que le daba igual que le retiraran su set de manicura o sus condecoraciones, a las que muy pronto rechazó oficialmente para colaborar con los soviéticos, pero eso es otra Historia que debe ser contada en otra ocasión.

   
Paulus y su ayudante camino del cautiverio

3 comentarios:

  1. Von Paulus fué ascendido para que siguiera luchando. No fué ascendido para que se suicidara.
    En ningún lado dice eso.
    Debía seguir luchando porque cada baja, cada equipo que destruyera del ejército rojo, era un soldado o un tanque menos que invadirían Alemania. Von Paulus cumpliría con el mismo destino de un simple ametralladorista de trinchera, de los miles que ya habían muerto.
    Von Paulus abandonó a sus muertos.
    ¿Y cuál fué el final de su historia, cuáles fueron las consecuencias de su decisión?
    De las decenas de miles de soldados alemanes que rindió, sólo volvieron 5.000 vivos a Alemania. 10 años después. Decenas de miles murieron fusilados o en la esclavitud, víctimas de todas las tropelías imaginables propias de los rusos.
    Perdieron la batalla, perdieron su honor, perdieron la vida, y perdieron la camaradería de los que siguieron luchando.

    ResponderEliminar
  2. En esa situación ya no eran un ejercito eran unos bloques de hielo ya estaban muertos

    ResponderEliminar
  3. En esa situación ya no eran un ejercito eran unos bloques de hielo ya estaban muertos

    ResponderEliminar