viernes, 10 de mayo de 2013

Héroes inusuales II: Oskar, el gato inmortal

Estimados amigos,

     Como ya sabéis hace poco inauguramos una sección titulada Héroes Inusuales, en la que hablábamos de animales que fueron condecorados o que tienen alguna historia que contar en ese conflicto que tanto nos fascina llamado Segunda Guerra Mundial.

     Hoy hablaremos de la leyenda de Oskar o Óscar, el gato "inmortal" que sobrevivió a tres naufragios, nada más y nada menos, y algunos de los más famosos de la contienda. Este gato negro con manchas blancas era propiedad de algún miembro de la tripulación del Bismark, y estaba a bordo con ellos cuando el Bismark inició su primera y única misión de combate.

     Estudiando los hechos muy seguramente nuestro gatuno amigo era propiedad de algún oficial o fue ocultado de contrabando por algún miembro de la tripulación, dado que normalmente los animales están prohibidos en los barcos de guerra. Como bien ya sabréis el 27 de mayo de 1941 el Bismark fue hundido, llevándose con él a 2.200 marineros.

El acorazado más famoso de la 2ª Guerra Mundial.
El HMS Cossack, presente durante el hundimiento del terrible acorazado rescató a Oskar, el cual estaba flotando en el mar sobre un flotador, siendo el único superviviente rescatado por el mencionado buque. Dado que el animal no tenía ninguna identificación los marinos británicos llamaron a su rehén "Oscar", que se convertía sin quererlo en la nueva mascota oficial de buque.

 

El HSM Cossack
El gato "serviría" a bordo del barco de guerra británico durante algunos meses, en misiones en el Atlántico Norte y en el Mediterráneo. El 24 de octubre, cuando el buque se encontraba escoltando un convoy fue impactado por un submarino alemán. El barco quedó muy dañado y la tripulación superviviente fue transferida al destructor HMS Legion. La tripulación superviviente llegó sana y salva a Gibraltar. Durante el ataque alemán, murieron 159 miembros de la tripulación y el HSM se hundiría 3 días después del ataque por las malas condiciones climatológica. Cabe destacar que, de nuevo, Oskar había sobrevivido.

El Ark Royal

 

De alguna forma el gato fue transferido al portaaviones HMS Ark Royal, responsable directo del hundimiento del Bismark, ¡qué casualidad! El 14 de noviembre de 1941 el orgullos portaaviones era severamente dañado por el U-81. Los daños fueron irreparables, porque antes de que el poderoso buque llegará a Gibraltar se hundía, a tan solo 30 kilómetros de llegar a puerto. ¿Pero qué pasó con el héroe gatuno? Sería de nuevo encontrado junto a otros supervivientes, flotando enmedio del mar en plancha de madera. Fue rescatado por el HMA Lightning, el mismo buque había rescatado a la tripulación del HMS Cossack, y de una serendipia en la historia de este gato, ¿no es curioso?

Y ese sería el final para Oskar, dado que viviría en tiempo en las oficinas del Gobernador de Gibraltar, quizás debido a su increíble currículum de supervivencia, y más adelante sería enviado de nuevo a Reino Unido donde viviría apaciblemente sus últimos días en casa de un marinero de la marina mercante que se hizo cargo de él en la ciudad de Belfast. Oskar disfrutaría de una vida feliz y apacible hasta su muerte, acaecida entre 1951 y 1955 (las fuentes difieren).

Hay mucha aura de misterio en torno al mencionado gato, dado que muchos aseguran que la Historia no hace referencia a un gato sino a dos, y que no hay pruebas de su presencia en el Ark Royal, pero sí en los otros dos buques. ¿Qué más da? Desde luego es una bonita leyenda digna de ser recordada en este blog. Larga vida a la Leyenda del Gato Oskar.

Quizás solamente sea de una leyenda marinera de siglos
 anteriores transformada para el siglo XX...

No hay comentarios:

Publicar un comentario