viernes, 24 de mayo de 2013

Un viaje inesperado (Parte 1)

Saludos desde mi habitación en la Universidad de Cambridge,

     Algunos de vosotros ya lo sabíais, estoy asistiendo en esta prestigiosa Universidad en unos seminarios relacionados con el periodo de "Entre Guerras" de la Primera a la Segunda Guerra Mundial. Tal y como ya suponía soy el único extranjero, pero con mis charlas y conocimientos mantengo el pabellón de mi tierra bien alto, lo cual me llena de orgullo y satisfacción (tal y como diría el rey Don Juan Carlos).

    
Vistas desde mi habitación en Madingley Hall Gardens

     Cambiando de tercio quisiera pedir mis más sinceras disculpas a los fieles seguidores que deseosos de leer nuevas líneas en este blog han sido desantendidos estas últimos últimos 10 días debido a mis ocupaciones laborales. Visité el Museo Militar de Valencia y tuve oportunidad de fotografiar un T-26 además de organizar una divertida fiesta con mis queridos amigos que forman parte de la familia de World of Tanks, y eso, sumado a mi viaje inesperado a Londres y posteriormente a Cambridge me han mantenido alejado del teclado. ¡Mil perdones! De seguro estas ausencias serán anunciadas la próxima vez para evitaros las molestias de abrir la página hasta el día que vuelva a postear una nueva entrada.

     Ahora son las 23:57, y después de 2 horas de charla, rodeado del mejor ambiente cultural posible, rodeado de eminencias en varios campos he podido encontrar un momento para ponerme al día y comenzar a escribir mi entrada diaria de nuevo, una sana costumbre que no tengo la intención de perder salvo excepciones, como esta, mi visita al Reino Unido y a una de las instituciones universitarias más importantes del mundo.

     Cambiando de tercio, quiero comentar que durante mi viaje a Londres y Cambridge he tenido una gran cantidad de sorpresas, descubrimientos y curiosidades que quiero compartir con vosotros. La primera de ella, y quizás la más impactante es encontrarme en medio de la calle, muy cerca de Tower Bridge, a un veterano de la 2ª Guerra Mundial.

     ¿Cómo reconoces a un veterano de la 2ª Guerra Mundial? Bueno, el asunto es bastante sencillo cuando va cargado con todas sus impresionantes condecoraciones ganadas en tan importante conflicto:

El autor de este blog al lado del veterano de guerra.
 
 
     Fue una charla de apenas 8 minutos cargada de importancia, pues siempre es una increíble satisfacción personal poder estrechar la mano de uno de aquellos hombres que forjaron la Historia que hoy conocemos, independientemente de su ideología o de que bando defendieran, pues los ojos de un historiador tienen que mirar los hechos con objetividad, apartando a un lado los prejuicios morales de un ciudadano del siglo XXI. En este caso tuve el privilegio de saludar a Tom Kirkham, veterano australiano del Frente del Pacífico que luchó contra los japoneses... ¡a la edad de 16 años!  Era muy fácil engañar al servicio de reclutamiento de aquella época, algo que hoy vemos como imposible...
 
     Por supuesto, también tuvimos tiempo para algunas bromas...
 
 
 
     El pobre veterano había perdido su autobús, y gracias a este despiste tuve la ocasión de saludarle, preguntarle sobre su participación en la 2ª Guerra Mundial y poder estrecharle la mano a modo de despedida, prometiéndome a mi mismo entrevistarle como Dios manda una vez que regrese a mi oficina y escriba una entrevista que amablemente me atenderá por teléfono, y que por supuesto, compartiré parte de ella en mi blog...
 
     Esta es una de aquella sorpresas que he encontrado en mi "Viaje inesperado cargado de sorpresas".
 
 
José A. Márquez Periano.
 
AKA "DelhRoh"

No hay comentarios:

Publicar un comentario