viernes, 21 de junio de 2013

Anécdotas Heroicas IX: El valor de una Cruz de Caballero

Estimados amigos,

     Volvemos a recordar la figura de uno de los militares alemanes más brillantes y desconocidos por el gran público, aquel que estuvo a la sombra del gran Erwin Rommel. Hablando del famoso Zorro del Desierto, he tenido la fortuna de hablar con un familiar suyo directo que lleva con orgullo el apellido de su insigne familiar en la guerrera de su uniforme. Volviendo al tema que nos ocupa, el protagonista de nuestra anécdota vuelve a ser de nuevo el coronel Hans von Luck.

     En esta ocasión hablaremos sobre el valor de la condecoración más importante de la Alemania de Hitler, la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro. Aquel que se la colgaba al cuello, era todo un héroe, respetado y admirado, tanto por el enemigo como por los propios soldados.
 
Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro
 
 
     El caso es que por sus acciones de combate, Hans von Luck fue condecorado con la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro. En sus memorias y en posteriores entrevistas comentó la importancia y el orgullo que le proporcionó poder lucir dicha condecoración al alcance de unos pocos. A continuación vamos a comentar las anécdotas relacionadas en torno a la Cruz de Caballero de Hans von Luck y lo que hizo para protegerla.
 
     Hans von Luck tendría la mala fortuna de rendirse a los soviéticos. El asunto es, que el primero soviético que tuvo delante eran aguerridos soldados mongoles que, nada más verle, se lanzaron hacia él para arrancarle el reloj y las condecoraciones, más en concreto su Cruz de Caballero. El mongol comenzó a gritarle , pero antes de que este pudiera acceder a su botín, un oficial soviético reprimió al soldado mongol:
 
- Debes tratar con respeto a este oficial, es un geroi. 
 
     El soviético reconoció la condecoración de von Luck, además de su importancia, dado que utilizó la palabra "Héroe" para referirse al oficial alemán capturado. Fue apartado de la tropa e intercambió una tranquila charla con el oficial soviético con un buen vaso de vodka delante, porque sus primeras horas como prisionero fueron bastante apropiadas, sobre todo gracias a la intermediación del oficial soviético. Pero los siguientes años en el cautiverio no serían para nada agradables, dado que fue condenado por un Tribunal Soviético a trabajos forzados. Cierto es que fue sometido, en varias ocasiones a lo largo de su cautiverio que dudaría más de 8 años a continuos registros en busca de posesiones, medallas, cartas, etcétera... el único objeto del que no se desprendió y ocultó en una pequeña caja de madera fue su Cruz de Caballero. Ese era el afecto y valor que von Luck le concedió, el mismo que el oficial soviético: Geroi. Era lo que le identificaba como héroe de guerra. Cierto es que se llegó a jugar la vida en más de una ocasión ocultando la medalla y tuvo la suerte de conservar dicha condecoración hasta el día de su liberación.
 
Una de las fotografías más conocidas de Von Luck
 
 
     Cuando ponía pie en suelo alemán, después de sus años de cautiverio, tenía una pequeña cantidad de dinero, algunos recuerdos y su Cruz de Caballero. Eso era todo lo que poseía para poder comenzar una nueva vida. Pero a las dos horas en suelo alemán, fue atracado por un asaltante.
 
     ¿Entregó Von Luck todo su dinero al ladrón además de su Cruz de Caballero? El ladrón cogió el poco dinero y exigió la pequeña caja de madera que portaba consigo y el contenido de la misma. Von Luck recapacitó y llegó a la conclusión que no merecía la pena sacrificar la vida en un intento vano de  impedir el robo, por lo que entregó su condecoración. Fue un guiño del destino... años protegiendo su mayor posesión para ser puesto en libertad y perderla el primer día en tu país...  Pero lo que von Luck sabía era que un héroe no se forja por las medallas que luce en el uniforme, sino por las acciones en el campo de batalla, y por eso, decidió no luchar por una medalla que le señalaba como héroe, porque de eso... ya se encargaría posteriormente la Historia.
 
 

4 comentarios:

  1. Estimado amigo J. Marquez. Como puedo hacer para separar y obtener su libro : tanquistas.....
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Que mala suerte después de lo que pasaría por no perderla en Rusia

    ResponderEliminar
  3. Que mala suerte después de lo que pasaría por no perderla en Rusia

    ResponderEliminar