miércoles, 19 de junio de 2013

Mis héroes favoritos I: Otto Von der Linde, el valiente.

Estimados amigos,

     Inauguro esta sección titulada "Mis héroes favoritos". En esta sección hablaré de los héroes de guerra que más me han llamado la atención y haré un breve resumen de ellos. Sus biografías ya habrán sido publicadas en algunas de mis obras, que no son pocas.

     En alguna ocasión he hablado de un héroe de guerra alemán de la Primera Guerra Mundial llamado Otto von Der Linde, y por supuesto, no podía empezar esta sección sin hablar de él. Antes, comentar que su epopeya me impresionó tanto que tengo todas las fotos suyas que he podido encontrar, así como varias fotos suyas firmadas.

MIS HÉROES FAVORITOS
OTTO VON DER LINDE

[...] *Fragmento de la obra CABALLEROS DE LA POUR LE MÉRITE.


Su unidad avanzó con el resto de ejércitos alemanes hacia Bélgica con una idea clara, atravesar el país para llegar a tierras galas en el menor tiempo posible.

Los belgas lo sabían y estaban preparados para ello. Los flamencos había construido una larga fila de fortalezas desde finales del Siglo XIX para defender el norte y el centro de su país, mediante una gran cantidad de estas gigantescas estructuras, atiborradas de hombres, comida y municiones. Las tropas alemanas, avanzaron hacia Namur y hacia su línea de defensa compuesta por 12 grandes fortificaciones. Una de ellas era el Fort de Malonne.

El Fuerte de Malonne se encuentra a casi 5 kilómetros al suroeste de Namur. La fortaleza está construida con conglomerado de cemento y se encuentra rodeada por un foso de 6 metros de profundidad y 8 de largo. El foso se encontraba defendido por cañones de 57 milímetros, y en el centro de la fortaleza era donde se concentraba la mayor potencia de fuego de la misma, en otra sólida estructura de cemento gris.

El 24 de agosto de 1914, la unidad de von der Linde no pudo continuar avanzando pese a todos los intentos posibles. Una poderosa fortaleza se alzaba en medio de su camino: Fort Malonne. Las bajas alemanas comenzaron a ser cuantiosas y un estudio del terreno hizo llegar a la conclusión a los oficiales del Estado Mayor que un ataque desde la retaguardia de la fortaleza atestada de hombres belgas (entre 500 y 3.000 según las fuentes) podía ser tomada con pocos hombres con un ataque contundente de armas ligeras y granadas. Von der Linde, en la reunión de oficiales escuchó esta información y se ofreció voluntario liderar a un grupo  [...] Von der Linde fue a su unidad compuesta por muchachos en su mayoría. Pidió voluntarios. [...] solamente 4 de sus hombres se presentaron  [...].

Con las primeras luces de aquel 24 de agosto, avanzaron hacia la retaguardia enemiga. [...]  Los alemanes avanzaron lo más rápido que pudieron para impedir reacción belga alguna y se hicieron con una ametralladora que comenzó a destrozar la retaguardia flamenca. Los cientos de soldados belgas poco o nada hicieron por frenar el avance de esa "fuerza temible" que causaba decenas de muertos y heridos en sus filas. Ante la sorpresa y los mensajes que recibió el oficial al mando de la fortaleza, decidió rendir la plaza inmediatamente, pues la retaguardia había sido tomada y sus formidables defensas ya no servirían de nada. La sorpresa de Von der Linde fue mayúscula cuando aparecieron varios defensores portando una bandera blanca, exigiendo hablar con el oficial al mando de la avanzadilla alemana. [...] Von der Linde ordenó a los belgas ondear en ese momento la bandera alemana dentro del fortín, pero los belgas respondieron:



«Somos belgas, no alemanes. No tenemos banderas alemanas»

[...] ¿Cómo hacer ondear una bandera alemana para que las fuerzas germanas avanzaran para tomar la fortaleza enemiga antes de que se dieran cuenta que en su retaguardia solamente había 4 hombres? En ese momento, Von der Linde optó por crear una bandera "improvisada".  [...] ¡¡La fortaleza había sido tomada por tropas alemanas!! Las fuerzas germanas avanzaron y se encontraron con cientos de prisioneros de guerra que comenzaron a salir del fuerte… escoltados solamente por 4 hombres y von der Linde.

[...] El Kaiser oyó de esta historia, y no daba crédito ante lo sucedido. Tras oír de primera mano lo acontecido en el fuerte quedó totalmente impresionado. Tanto, que el 18 de septiembre de 1914, von der Linde era condecorado con la Pour le Mérite. Tenía 26 años y era el 5º oficial en recibir la famosa medalla.
Von der Linde, posando con la Pour le Mérite
       Básicamente esa es la acción por la cual Von der Linde, el resto de detalles se pueden encontrar en CABALLEROS DE LA POUR LE MÉRITE, así como una divertida anécdota sobre la bandera improvisada a la que hago mención. Von der Linde también participaría en la 2ª Guerra Mundial, tal y como la siguiente foto lo atestigua, pero eso es otra Historia que debe ser contada en otra ocasión.
Von der Linde, ya como oficial del Heer en la 2ª Guerra Mundial




No hay comentarios:

Publicar un comentario