miércoles, 3 de julio de 2013

Anécdotas Heroicas: Como descubrir a un espia alemán. Otto Skorzeny

Estimados amigos,

     Hoy dedicamos nuestra entrada a nueva anécdota histórica que tiene como protagonista a uno de los personajes más carismáticos y con una biografía digna de una película: Otto Skorzeny, jefe de las Operaciones Especiales de la Alemania del Tercer Reich durante la 2ª Guerra Mundial y, apodado por los aliados: "El hombre más peligroso de Europa".

Una de las fotos de Otto "Cara Cortada" Skorzeny

     En esta ocasión voy a hablar de algunas de las anécdotas que ocurrieron durante la llamada "Operación Grifo", operación creada para crear la confusión entre las filas americanas durante la Batalla de las Ardenas. Se eligió a los mejores soldados que hablaban alemán y estuvieron en campamentos de prisioneros, conviviendo con prisioneros americanos para aprender como hablaban y aprender sus "expresiones" más habituales: gang. 

      El caso es que estos hombres se vistieron con el uniforme americano, pero llevando el uniforme alemán, para que, en caso de ser capturados no les fusilaran por espias al llevar solamente el uniforme enemigo. Tenían como objetivo crear disensión y confusión entre las filas americanas, por lo que se les dio Jeeps capturados y listo.

     Un jeep, cuatro plazas: ¿cuantos hombres deberían ocupar cada jeep? Pues en la mentalidad alemana era muy fácil: ¡¡pues 4 por supuesto!!

Jeep americano de la 2ª Guerra Mundial protagonista de esta anécdota.

     Pues listo, varias decenas de jeeps con 4 falsos soldados americanos se infiltraron entre las lineas americanas. El problema es que estos jeeps inmediatamente llamaron la atención de los americanos verdaderos que se encontrarían con él. ¿Por qué? Por algo que los alemanes habían pasado por alto: los jeeps en el ejército americano eran tan, tan numerosos que siempre eran usados por dos soldados como máximo. Es por eso que si una patrulla americana veía un jeep con cuatro soldados, ya era algo que llamaba al menos la atención. De esta forma tan estúpida, los soldados alemanes de Otto Skorzeny fueron capturados y ejecutados por espias, a pesar de llevar el uniforme alemán.

       Esto nos demuestra que incluso un detalle con tan poca importancia como el número de personas que deben (o no) de ir en un vehículo es importante en las misiones de espionaje.





No hay comentarios:

Publicar un comentario