sábado, 21 de septiembre de 2013

Héroes Olvidados XIV: Golubets, Ivan Karpovich

Saludos amigos,

     Volvemos a la sección de héroes olvidados, en esta ocasión hablamos de Ivan Karpovich Golubets. ¿Quién es este individuo? Pues tal y como le llamé en mi libro DEFENSORES DE LA MADRE PATRIA yo le llamo el "Marinero más valiente de la Armada Roja". El valor que este muchacho demostró en la 2ª Guerra Mundial en una única acción, dado que no sobrevivió es excepcional.

     Obviamente ya nadie le recuerda, es solamente una nota al pie en algunas páginas webs en ruso y reconocimientos incluso hoy en día en la Marina Rusa, pero cierto es que es un nombre que ningún europeo occidental (salvo que hayas leído mi  obra, claro está) conocía. Yo escribí en castellano la biografía más completa jamás publicada de este auténtico héroe, HÉROE con mayúsculas.

     Esta es la acción que le hizo merecedor del título de héroe de la Unión Soviética:


 
[...]  Uno de los buques, una pequeña cañonera soviética, [...] resultó dañada y comenzó a arder. Sin pensárselo dos veces, el  joven Iván acudió lo más rápido posible para tratar de apagar, algo que consiguió en pocos minutos con la ayuda de algunos marineros del buque.  Todo parecía controlado, pero el fuego enemigo continuaba. La vista del joven marinero se clavó en ese momento en la lancha [...]  En ese momento varias explosiones sacudieron el puerto,  y algunos fragmentos de metrallas impactaron en el casco de la lancha. En ese momento, otra bomba cayó cerca del barco, y nuevos fragmentos golpearon el motor. Estos fragmentos golpearon el tanque de combustible y de pronto el buque empezó a ser consumido por las llamas. Sobre el buque había decenas de cargas de profundidad apiladas, por lo que si el barco explotaba, sería el fin de muchas personas que estaban en las cercanías y de otros muchos buques anclados muy cerca del SK-0121. En momentos como este es cuando un héroe aparece y salva la situación. Este fue el momento de Iván. A pesar de los obuses de artillería que caían sobre el puerto salió corriendo en dirección [...], esquivando las explosiones y los fragmentos de metralla que volaban por todas partes. Una vez que subió a bordo, se arrastró entre las furiosas llamas que  gemían por consumir su vida, pero consiguió evadirlas agachándose y arrastrándose en esta posición consiguió llegar a la popa del barco donde se acumulaban las 20 cargas de profundidad.
El tiempo estaba en su contra, y a pesar del fuego que le rodeaba, comenzó a tirar una a una las cargas por la borda, consciente del terrible peligro al que se estaba exponiendo. [...] Cuando la cogía para deshacerse de ella, en aquel fatídico momento, se produjo la tan temida explosión. El cuerpo de Iván se desintegró con la deflagración y no se pudo recuperar nada de sus restos mortales. Su sacrificio y valor salvó a decenas de vidas y a muchos barcos anclados en [...] Tendría varios homenajes después tras su muerto pero jamás sería enterrado como un héroe, porque no había cuerpo que sepultar…


No hay comentarios:

Publicar un comentario