miércoles, 16 de octubre de 2013

Héroes Olvidados XVI: La tripulación tanquista más condecorada de la Primera Guerra Mundial

Estimados amigos,

     Retomo de nuevo el blog que he tenido olvidado durante 15 días por razones personales (terminando un nuevo libro sobre Tanquistas para una nueva editorial, no es Stuka Ediciones, mi editorial habitual) y por mis estudios en la Universidad de Oxford.

      Hoy hablaré de la tripulación tanquista más condecorada de la Primera Guerra Mundial en el mando británico. Una historia de coraje, valor y digna de cualquier acción blindada de la Segunda Guerra Mundial que recogeré con más detalle en mi próximo libro.

     Pogámonos en situación. El capitán Donald Richardson y su tripulación están en apuros. Sus hombres avanzan con un poderoso Mark IV contra las lineas enemigas. De pronto el tanque se queda atrapado enmedio del campo de batalla dentro de un cráter producido por un inmenso proyectil de artillería. El tanque, de nombre Fray Fentos no puede seguir avanzando.

Un Mark IV atascado en una trinchera. 

     Los británicos no pueden utilizar la poderosa artillería del tanque, ni siquiera las ametralladoras. Debido a ello no pueden hacer nada, y la poderosa mole británica es fruto de impactos recibidos de la artillería, ametralladoras, granadas y disparos de armas ligeras alemanas. Incluso varios soldados suben a su estructura y lanzan granadas al interior del tanque pero los heridos tripulantes logran defender el tanque incluso de los soldados alemanes, devolviendo y lanzando las granadas al exterior. 

     Los soldados no pueden salir, hace un tremendo calor en el tanque, más de 30 grados según las crónicas, y tras acabarse las escasas raciones los tripulantes se beben el agua del radiador del motor para intentar sobrevivir. Llega la noche, y con ello la bajada de las temperaturas. A pesar de estar heridos, hambrientos y sedientos logran aguantar la primera noche. 

     Esta situación se repetiría durante 3 días, donde el tanque es impactado en multitud de ocasiones por fuego británico y alemán, y los tripulantes sobrevivien esos tres días con sus noches en el interior del mismo. Mientras la batalla continúa a su alrededor.

Dibujo de la época detallando lo ocurrido.


     Milagrosamente los tripulantes pudieron ser rescatados, convirtiéndose en la más mítica tripulación tanquista, además de la más condecorada, de la Primera Guerra Mundial.

        De esta increíble historia hablaré en mi próximo libro con muchísimo más detalle.



No hay comentarios:

Publicar un comentario