miércoles, 22 de enero de 2014

Baake, Werner, un auténtico oficial alemán.

Estimados amigos,

      Después de un descanso de una semana volvemos a la carga con un desconocido oficial alemán, un piloto como otros muchos que hubo durante la 2ª Guerra Mundial en la Luftwaffe. Hoy hablamos de Werner Baake.


Baake, Werner nació el 1 de noviembre de 1918 en Nordhausen. El 21 de noviembre Baake fue trasladado al Gruppe I de NJG 1 en Gilze-Rijn/Holland. En la noche del 11 de junio de 1943 derribó a sus dos primeros enemigos. En agosto de 1943 pertenecía al Gruppe operativo en Venlo y aumentó su cuenta de victorias al final del año a veintitrés aviones enemigos. El 22 de enero de 1944 se convirtió en el comandante del escuadrón de la 2ª Staffel y en la noche del 27 al 28 de enero de 1944 consigue su 24ª victoria al derribar de manera magistral un bombardero Lancaster de la RAF cerca de la presa de Urft pilotando un avión Messerschmitt 110 G-4.

El caza utilizado por el piloto especializado en misiones nocturnas.


Cuando obtuvo su 33ª victoria fue premiado con el ascenso a Primer Teniente, y para el 27 de julio de 1944 ya había sido condecorado con la Cruz de Caballero. El 2 de octubre de 1944 toma el mando del Gruppe I al ser su superior, Paul Foerster, derribado el 1 de octubre, mando que no perderá hasta el final de la guerra, siento el último comandante del Gruppe I. Consigue sus victorias más famosas en este periodo, junto a su operador de radio, más adelante ascendido a Sargento, Bettaque. Entre los éxitos de Baake destacan el derribo en una noche de un bombardero bimotor, un Mosquito 52, y un bimotor 9-Se-219-A.

Terminada la guerra, Baake trabajó como piloto de Lufthansa, hasta que falleció en un accidente el 15 de julio de 1964. Su amigo, Martin Drewes, en el boletín informativo de la ODR en el invierno de 1964, diría de él lo siguiente:

«Era un hombre que encarnó su profesión con entusiasmo, de hecho, 
era un verdadero oficial de la Fuerza Aérea. [...] El vuelo era para él la vida, 
su carrera fue su vocación. Ahora, Dios le ha bendecido con una vida plena…»



Quizás también te interese leer la vida de otros pilotos alemanes como:

No hay comentarios:

Publicar un comentario