lunes, 13 de octubre de 2014

- Héroes de leyenda I: Tiberio Claudio Máximo, héroe del Imperio Romano -


 Estimados amigos,

     Como ya os habréis notado recientemente he comenzado a hablar de otros héroes de guerra de otras épocas diferentes a la Primera y Segunda Guerra Mundial. Hoy os presento la sección "Héroes de leyenda" en los que hablaré de otros héroes cada cierto tiempo no relacionados con dicho periodo histórico en el que estoy más versado gracias a mis estudios y publicaciones.

     Pero antes os quisiera recordar que ya podéis seguirme en Twitter, soy @DelhRoh o a través de Facebook en mi página oficial de "seguidores". Podéis acceder a mis respectivos sitios pinchando aquí:


     Hoy os traigo la épica y gloria de todo un legionario romano, de Tiberius Claudius Maximius. La épica de Tiberio no habría llegado a nuestros días sino hubiera sido por un descubrimiento casi accidental por parte de un  campesino griego se encontró una lápida en 1965 en sus tierras. Dicha estela decía rezaba lo siguiente:

<Yo soy Tiberio Claudio Maximo, veterano, y 
erijo este memorial cuando aún estaba vivo...>

     Y a continuación detalla con pelos y señales, al más puro estilo romano toda su carrera militar, aportando una serie de datos muy interesantes para conocer el final de la guerra de Dacia que el emperador Trajano realizó. Pero, ¿quién es este Tiberio Claudio Máximo que erigió un monumento a su propia vida y memoria?

     Este héroe erigió este monumento en su propia ciudad natal, en Colonia Iulia Augusta Philippensis, una colonia romana construida por y para legionarios veteranos después de sus 25 años de servicio en la legión en el 42 antes de Cristo. Por lo tanto podemos asegurar sin equivocarnos que Tiberio era, sin lugar a dudas, hijo (e incluso puede que nieto) de un veterano, de un militar, y por lo tanto ciudadano romano de pleno derecho. Este hecho se confirma al descubrir que Máximo se alistó en la legión, dado que solamente los ciudadanos romanos podían hacerlo.

     Máximo se unió al ejército en torno al 85 después de Cristo a muy temprana edad (quizás a los 18 a 19 años) y comenzó a servir como un eques, es decir, un soldado de caballería, de la Legión VII Claudia. Podemos decir que ser un caballero en una legión era todo un honor, dado que solamente había unos 120 caballeros por legión, y además recibían doble paga que un simple legionario. Su buen hacer en diferentes campañas le haría conseguir ascensos, primero el rango de quaestor equitium (una especia de suboficial), y posteriormente singularis legati legionis (miembro de la guardia personal de comandante), además de vexillarius, es decir, el portaestandarte de su unidad, posición de gran prestigio y respeto. Muchos historiadores han discutido la posibilidad de que Máximo empezará como mero legionario raso y luego tras demostrar sus aptitudes en la monta fuera convertido en un caballero. Yo prefiero otra alternativa, que era que sencillamente su padre había sido también Eques, o que tenía parientes que habían tamibén pertenecido a dicho cuerpo y que por recomendación habría accedido a un puesto más importante que al de simple legionario.

     Su primera campaña fue en las guerras Dacias siendo emperador Domiciano, y seguramente participó en la Primera y Segunda Batalla de Tapae. De hecho, su estela nos indica que fue condecorado por el propio emperador, ¡nada más y nada menos! ¿Qué acción pudo llevar a cabo para que el mismísimo amo y señor de Roma se la impusiera? Desafortunadamente nunca lo sabremos. 

     Domiciano no consiguió doblegar al rey dacio Decébalo, por lo que puso fin a la primera guerra de Dacia. Su sucesor, Trajano, no dejaría las cosas así, por lo que comenzaría una nueva guerra contra los dacios, en esta ocasión con una gran cantidad de hombres y caballería. Este hecho propicio el ascenso de nuestro protagonista en dicho conflicto al rango de Duplicarius, responsable de una unidad de caballería auxiliar, compuesta por tropas auxiliares pero comandandas por oficiales romanos. 

     Ahora tocaría hablar del momento más importante en la carrera militar de Máximo, cuando con el fin cercano de la guerra y de la propia Dacia Máximo tuvo la fortuna de poder encontrar el rastro del rey Decébalo, fugitivo tras perder su capital con un pequeño contingente de supervivientes a través de los espesos bosques de la Dacia. Comenzó a persegurloe hasta llegar a los pies de una localización montañosa, y justo antes de que pudiera capturarle, Decébalo se cortó la garganta con su propio puñal para no caer en manos del enemigo, de Roma.  Este hecho lo conocemos gracias a que esta escena aparece reflejada en la columna de Trajano. 

 - Escena de la columna de Trajano en la que Decébalo se quita la vida -

     Maximo llevó la cabeza del rey dacio a Trajano y este tuvo a bien ascenderle al rango de decurion (equivalente a centurión en la rama de caballeria). Algún historiador ha señalado que podría haber recibido la "Corona cívica" por tal acción (el máximo honor que puede recibir un héroe de guerra romano, convirtiéndose así en un miembro de la casta senatorial romana) pero como no lo menciona en su "estela" dudo mucho que así fuera. 

     Estaba claro que Tiberio Claudio solamente conocía una vida, la vida de la legión. Es por eso que decidió volverse a reenganchar como voluntario en la legión después de acabar su servicio obligatorio de 25 años. Tendría tiempo para participar en las guerras contra Partia (114-16) siendo de nuevo condecorado con otro torque por el mismísimo emperador Trajano. No había duda que era todo un militar, siendo quizás uno de los pocos que fue condecorado por dos emperadores. Esos dos torques son los que adornarían su lçapida.

     Ya retirado tendría tiempo de preparar su lugar de descanso y dejar para posteridad la épica de su vida en el ejército romano:


Ti(berius) Claudius / Maximus vet(eranus) / [s(e)] v(ivo) f(aciendum) c(uravit) militavit / eque(s) in leg(ione) VII C(laudia) P(ia) F(ideli) fac/ tus qu(a)estor equit(um) / singularis legati le/ gionis eiusdem vexil/ larius equitum item / bello Dacico ob virtu/ te(m) donis donatus ab Im/ p(eratore) Domitiano factus dupli(carius) / a divo Troiano(!) in ala secu(n)d(a) / Pannoniorum a quo et fac/ tus explorator in bello Da/ cico et ob virtute(m) bis donis / donatus bello Dacico et / Parthico et ab eode(m) factus / decurio in ala eade(m) quod / cepisset Decebalu(m) et caput / eius pertulisset ei Ranissto/ ro missus voluntarius ho/ nesta missione a Terent[io Scau]/ riano consulare [exerci]/ 
tus provinciae nov[ae Mes]/[opotamiae....



     En dicha estela, coronando la históría de su vida quedaron grabadas en piedra para siempre sus dos medallas, sus dos condecoraciones, sus dos orgullos entregados por dos emperadores romanos, además del momento más importante de su vida, la captura de un rey enemigo de Roma, el rey Decébalo de Dacia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario