domingo, 26 de octubre de 2014

- Héroes Olvidados XXVII: Haenicke, Siegfried, héroe en dos guerras mundiales -





Estimados amigos,

     Volvemos a viajar en el tiempo para situarnos en la Primera Guerra Mundial y para recordar a uno de aquellos héroes de aquella contienda que participaría también en la 2ª Guerra Mundial, uno de los pocos que pudo lucir en su cuello la Pour Le Merité y la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro. Hoy hablamos de la épica de Siegfried Haenicke. 

Pero antes os quisiera recordar que ya podéis seguirme en Twitter, soy @DelhRoh o a través de Facebook en mi página oficial de "seguidores". Podéis acceder a mis respectivos sitios pinchando aquí:



Haenicke, Siegfried, nació el 8 de septiembre de 1878 en Konstanz (Alemania).  No sabemos mucho de su infancia ni de su familia. Lo que sí sabemos es cuando comenzó sus primeros pasos en el ejército. Se unió al ejército el 13 de marzo de 1897 en el cuerpo de cadetes. Terminó su adiestramiento  y se convirtió en 2º Teniente del 6º Regimiento de Infantería de Pomerania. Era el 15 de septiembre del año 1900. Poco después se convirtió  en ayudante del Estado Mayor del batallón, puesto que mantendría hasta el 21 de Julio de 1907. 

Ese mismo año, el 18 de mayo de 1907 ascendería a Teniente y el 18 de diciembre de 1912 a capitán, siendo asignado en abril de 1913 al Primer Regimiento de Infantería de la Unidad Warmia nº 150 con sede en la ciudad alemana (hoy polaca) de Olsztyn. En dicha unidad ejercería como comandante de compañía desde el 1 de octubre de 1913.

Cuando se inicio la Gran Guerra fue enviado con su unidad  al Frente Oriental, donde lucharía en la famosa batalla de Tannenberg, donde los alemanes infringirían una  derrota aplastante a los rusos. En el frente estaría toda la guerra hasta la derrota total del Imperio Ruso y la caída de Zar. A partir del 19 de agosto de 1918, ya como líder de batallón, combatiría en el frente Occidental hasta el final de la Guerra. 

Alcanzaría las mieles de la inmortalidad militar en el frente oriental. En el primer año de guerra (1914) ya lucían orgullosas en su uniforme la Cruz de Hierro de Segunda y Primera Clase. En este frente es cuando entre el 1 y el 4 de Junio de 1918, durante una gran ofensiva alemana, fue capaz de liderar a sus hombres en  un duro enfrentamiento cuerpo a cuerpo para tomar unas posiciones enemigas. 

Las ametralladoras y las granadas hicieron estragos en las débiles y patéticas fuerzas rusas que fueron barridas del mapa con suma facilidad. Sus hombres capturaron cientos de prisioneros rusos, además de la posición asignada en la que aguantaron una poderosa embestida enemiga. Por su férrea defensa, liderazgo en el ataque y espectacular éxito en el frente, fue condecorado el 14 de Junio de 1918 con la Pour Le Mérite. 

Al finalizar la Gran Guerra, el 12 de noviembre de 1918, era Comandante de los Almacenes de la 37ª División, y dos meses más tarde era de nuevo comandante del Segundo Batallón. A esto, le siguió la desmovilización forzosa impuesta por los aliados. Varias decenas de soldados que habían servido a su mando formaron un Freikorps que fue rápidamente absorbido por el ejército alemán de entreguerras, el Reichswehr. 

En aquella época, por el firmado del Tratado de Versalles, el ejército alemán quedaba reducido a solamente 100.000 hombres. El 18 de mayo de 1920 era ascendido a mayor, y del 1 de octubre de 1920 hasta el 30 de septiembre de 1921 fue el comandante del 2º Regimiento de Infantería de la 2ª División, con base en Prusia. Poco después. su unidad se fusionó con restos de la 1ª División de Infantería de Königsberg. Ya en abril de 1924, Haenicke se convirtió en profesor en la Escuela de Infantería de Múnich, y muy poco después, en octubre de 1925, era ascendido a Teniente Coronel.
La Escuela de Infantería se mudó a Dresde, lugar del que fue Director en 1928. El 1 de febrero de 1929 era ascendido a Coronel, y nombrado Comandante del 2º Regimiento de Infantería. Un par de años después, era ascendido provisionalmente a general de división, el 1 de abril de 1932.

Ese sería su último nombramiento en teoría, dado que se jubilaba y pasaba a engrosar la reserva después de tantos años de servicio. Ya como civil, disfrutó de un tranquilo trabajo en la Estación de Tren de Köningsberg, donde era Director. Debido a la rápida expansión del ejército alemán, fue reactivado en junio de 1938, regresando a la vida militar en activo. Fue nombrado Comandante de la 8ª División de Infantería, con la que participaría en la Campaña de Polonia. Tras finalizar esta campaña, en noviembre de 1939 era ascendido a Teniente Coronel.  

También participó en la Campaña de Francia, y posteriormente en la invasión de la Unión Soviética. De nuevo, el 27 de abril de 1942, tras varios años de intensas campañas, el veterano militar era de nuevo retirado del ejército y enviado a la reserva, donde fue ascendido de nuevo a General de Infantería el 1 de abril de 1942. Sería comandante del Distrito Militar de su ciudad natal, y luego comandante del ejército de la zona del gobierno central en Berlín. El 31 de enero de 1945 la reserva militar fue movilizada y él volvió al frente. El 8 de mayo de 1945 se retiró del servicio activo después de que aprobará su jubilación. Pero ya era tarde, pues no tendría tiempo de disfrutarla. 

El 20 de julio de 1945 caía en manos soviéticas y era encarcelado con el resto de oficiales en campos de concentración en condiciones lamentables. Sufrió palizas y vejaciones que hoy en día no somos capaces de imaginar. Muchos aguantaron tal situación, pero otros, ya ancianos no pudieron soportarlo. La vida de Haenicke se extinguía por estos malos tratos y por su salud debilidad el 19 de febrero de 1946 en uno de los famosos campos de prisioneros regentados los soviéticos, en el campamento nº 1 de Mühlberg, en Alemania. Al menos expiró en su país natal. Haenicke fue un valiente militar que por su aportación y liderazgo en las dos guerras mundiales sería condecorado con la Pour le Mérite y con la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro, las más altas condecoraciones alemanas al valor. Por eso, este valiente veterano de dos guerras mundiales, fue uno de los 19 militares galardonados con ambas condecoraciones, un lujo al alcance de unos pocos elegidos.



1 comentario:

  1. en noviembre de 1939 era ascendido a Teniente Coronel.
    Me parece que eso es una errata, será que en esa fecha ascendió a Teniente General, ya que en la campaña de Polonia ya había mandado una división.

    ResponderEliminar