lunes, 17 de noviembre de 2014

Mis héroes favoritos XIV: Erich von Manstein, uno de los grandes maestros de la guerra relámpago



Pero antes os quisiera hablar de uno de aquellos que aprendió muy bien como usar la Guerra Relámpago durante la 2ª Guerra Mundial, Erich von Manastein. Obviamente son solamente unas pinceladas. Su biografía completa la podéis encontrar en mi libro Caballeros de la Cruz de Hierro. Pero antes os quisiera recordar que ya podéis seguirme en Twitter, soy @DelhRoh o a través de Facebook en mi página oficial de "seguidores". Podéis acceder a mis respectivos sitios pinchando aquí:


Recuerda que YA puedes ser Patrocinador de este blog y recibir sorpresas muy especiales, ¡y todo desde un dólar! No olvides visitar: www.patreon.com/heroesdeguerra


von Manstein, Fritz Erich nació el 24 de noviembre de 1887 en Berlín.  En 1932, Erich von Manstein es ascendido a Teniente Coronel y recibió el mando del Batallón de Cazadores en Kolberg. En 1933 la situación política estaba cambiando en Alemania y von Manstein era ascendido a Coronel. A pesar de simpatizar con Hitler, nunca se unió al floreciente partido nazi. En 1934 se convierte en Jefe de Estado Mayor del Distrito III de Berlín y en 1935 fue asignado al Estado Mayor de la Wehrmacht. A principios de octubre de 1936, había alcanzado el rango de General y se convirtió en Oberquartiermeister I (segundo jefe del Estado Mayor General del Ejército) bajo la dirección del Mariscal de Campo Ludwig Beck.
En relación con la dimisión del Mariscal de Campo Werner von Fritsch, comandante en jefe del Ejército alemán, en febrero de 1938, fue relevado de su puesto y transferido a Liegnitz para asumir el mando de la 18 ª División de Infantería en Liegnitz. En ese año, con esta unidad, tomó parte en la controvertida anexión de los Sudetes. 

En agosto de 1939, von Manstein se convirtió en jefe de Estado Mayor del Grupo de Ejércitos «Sur» del General von Rundstedt, con el que realizó la campaña en Polonia. En octubre de ese año, también en calidad de jefe de Estado Mayor, se desplazó con von Rundstedt al Grupo de Ejércitos «A», que ahora estaba en el Oeste. Pero es aquí donde desempeñó un papel capital en la evolución de la guerra estudiando una eventual modificación del plan establecido con vistas a la invasión de Francia. El 1 de Febrero de 1940, recibió el mando del 38 Cuerpo de Infantería y diseñó el plan de ataque a Francia, basándose en su experiencia en Polonia donde dominó la técnica de la Blitzkrieg.
Hizo caso omiso al Plan Schlieffen (del General Alfred Graf von Schlieffen) que estaba basado en técnicas obsoletas de la Primera Guerra Mundial, e ideó su propio plan llamado «Operación Sichelschnitt» (Golpe de Hoz). Su plan consistía en realizar un ataque concentrado de blindados desde el Bosque de las Ardenas, para capturar los puentes sobre el río Mosa antes de atacar hacia el Este, luego flanqueando la Línea Maginot y cortando las líneas francesas en el norte. Fue de ahí de donde surgió el famoso plan, cuyo éxito fue el origen de la desastrosa derrota sufrida por las fuerzas anglo-francesas entre mayo y junio de 1940. El plan de Manstein fue rechazado originalmente por el Alto Mando de las Fuerzas Armadas (OKH), pero una vez que llegó a manos de Hitler, el 7 de febrero, fue aceptado inmediatamente. Durante la Campaña de Francia fue ascendido a General y el 19 de julio de 1940 fue condecorado con la Cruz de Caballero.

Después de la campaña en el Oeste, von Manstein y su unidad permanecieron en Francia preparando la Operación «León marino» (la frustrada invasión de Gran Bretaña). Una vez que ésta fue aplazada, se convirtió en comandante en jefe del 56º Cuerpo de Ejército acorazado Panzer en febrero de 1941, haciendo realidad uno de sus más queridos sueños.
En 11 septiembre de 1941, von Manstein sucedió al Mariscal de Campo Eugen Ritter von Schobert (que pereció accidentalmente al posarse su avión en un campo de minas) al frente del XI Ejército que formaba parte del grupo de Ejércitos Sur al mando de Rundstedt, en la zona de Crimea (actual Ucrania) al sur de Rusia. Von Manstein conquistó casi toda Crimea (menos Sebastopol), tomando 430.000 prisioneros. Durante los siguientes meses, lideró la defensa de las posiciones alemanas y abortó los contraataques rusos en la península de Kerch antes de continuar su ataque hacia la ciudad. Cuando finalmente Sebastopol se rindió después de feroces y violentas luchas, empleándose medios nunca vistos y cantidades ingentes de piezas de artillería para devastar la plaza en junio de 1942, fue ascendido a Mariscal de Campo. Después de este éxito militar, parte de su ejército, con él al frente, fue situado en el sector norte del frente para ayudar en el cerco y sitio de Leningrado, pero el OKW tenía diferentes planes para él. 

En noviembre de 1942, después de que los soviéticos hubieran cercado al VI Ejército de Paulus en Stalingrado, fue nombrado comandante en jefe del Grupo de Ejércitos del Don, más tarde rebautizado Grupo de Ejércitos «Sur», compuesto por el 4º Ejército Panzer de Hoth comprometido en Stalingrado, el 6º Ejército de Paulus (atrapado en la misma ciudad) y el III Ejército Rumano que guardaba los flancos. En calidad de tal dirigió un valeroso intento de liberar a las fuerzas alemanas cercadas, pero el contraataque se vio detenido a cincuenta kilómetros de la ciudad, el 24 de diciembre, por las férreas defensas rusas y por falta de suministros, en especial por el combustible. A partir de ese momento comenzó un repliegue de 200 kilómetros. Eso le obligó, durante el transcurso del invierno de 1942 a 1943, a esforzarse en salvar el ala sur del dispositivo alemán. En marzo de 1943, sus fuerzas reconquistaron Kharkov, seguida por la captura de la ciudad de Belgorod en la más brillante contraofensiva alemana de toda la guerra, por la que obtuvo las Hojas de Roble para su Cruz de Caballero el 14 de marzo de 1943.

En el verano de 1943, von Manstein tomó parte en la última ofensiva alemana en el Este: la «Operación Ciudadela». Este plan pretendía eliminar el saliente producido en el frente durante la última ofensiva rusa de invierno en torno a la ciudad de Kursk. Si bien inicialmente los alemanes consiguieron notables progresos, con el tiempo se vieron obligados a detener el ataque por la resistencia soviética y el preocupante desembarco aliado en Sicilia. En el área de Prochorovka, se realizó la más grande batalla de tanques de la Segunda Guerra Mundial, que no fue resuelta adecuadamente por el Cuerpo Panzer SS por falta de suministros. Posteriormente, efectuó con su Grupo de Ejércitos una larga serie de difíciles batallas defensivas, dificultando el avance del Ejército Rojo y haciendo retroceder las líneas al lado occidental del río Dnieper, mientras infringía enormes pérdidas al enemigo. Los puntos culminantes de estas batallas incluyen la retirada detrás del río Dnieper y, a mediados de febrero del 1944, la decisión de Manstein de desobedecer las órdenes de Hitler y ordenar al 11a y 42a Cuerpo de Ejércitos de su Grupo de Ejércitos Sur, compuestos de 6 divisiones con 56.000 hombres, a romper el cerco de Cherkassy, logrando sacarlos de la trampa entre el 16 y 17 de febrero.

A finales de marzo de 1944, cuando la Wehrmacht libraba una desesperada lucha en el Este, von Manstein fue destituido de sus responsabilidades por sus irreconciliables puntos de vista y agrias discusiones con el Führer con respecto al modo de conducir las operaciones en el Este. Aunque fue premiado con las Espadas para su Cruz de Caballero, el 30 de marzo de 1944, en reconocimiento a su gran liderazgo en el sur de Rusia, no tuvo el mando efectivo de ninguna unidad de nuevo durante el resto de la guerra, y así se vio obligado a pasar a la reserva. En esos días una severa oftalmopatía contraída por el frío extremo le condujo a pasar al retiro, donde fue internado en un hospital.


A pesar de que pudiéramos pensar lo contrario, la notificación del cese a Manstein se hizo de forma cortés y no exenta de atenciones. El mariscal estrechó la mano de Hitler diciendo: <<¡Ojalá, mi Führer, no tenga usted nunca motivo para lamentar su decisión de hoy!>>. Y parece que el tiempo dio la razón a Manstein.  

En cuanto a los sucesos del intento de asesinato a Hitler, aunque no tomó parte en el atentado contra el líder alemán, sí estaba al tanto de los acontecimientos. A finales de enero de 1945, reunió a sus familiares que residían en Liegnitz y se mudaron a Celle, en Alemania Occidental, para evitar ser capturado por los rusos, pero fue hecho prisionero por los ingleses en mayo de 1945. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario