jueves, 27 de noviembre de 2014

- Mis héroes favoritos XVI: Mölders, Werner, el primer aviador en conseguir 100 victorias -



Estimados amigos,

     Hoy os presento al primer aviador en conseguir superar las cien victorias en los cielos, superando así en más de una decena de derribos al mítico Barón Rojo. Hoy hablamos de un Caballero de la Cruz de Hierro con Hojas de Roble, Espadas y Diamantes, uno de los 28 alemanes condecorado con tan importante condecoración: Werner Mölders.

Pero antes os quisiera recordar que ya podéis seguirme en Twitter, soy @DelhRoh o a través de Facebook en mi página oficial de "seguidores". Podéis acceder a mis respectivos sitios pinchando aquí:


Recuerda que YA puedes ser Patrocinador de este blog y recibir sorpresas muy especiales, ¡y todo desde un dólar! No olvides visitar: www.patreon.com/heroesdeguerra


Mölders, Werner, nació el 18 de marzo de 1913 en Gelsenkirchen (ciudad alemana de Renania, muy cerca de la cuenca del Ruhr). 

Mölders se unió a la II. / 2 regimiento de infantería del Reichswehr en Allenstein, en la Prusia Oriental (actual Polonia) el 1 de abril de 1931, sirviendo como oficial cadete. Alcanzó el rango de Fahnenjunker-Gefreiter (soldado de primera) el 1 de octubre de 1931, llegando a Fahnenjunker-Unteroffizier (Suboficial) el 1 de abril de 1932.

Después de su ascenso a Oberfähnrich (Suboficial) el 1 de febrero de 1934, Mölders comenzó su formación de piloto en el Deutsche Verkehrsfliegerschule (Escuela Militar de Vuelo) en Cottbus, donde permanecería hasta el 31 de diciembre de 1934.

Durante su estancia en la Escuela Militar de Vuelo era ascendido el 1 de marzo de 1934 a Leutnant (Teniente), pasando así a formar parte de la recién creada Luftwaffe. Durante sus primeros vuelos de adiestramiento sufrió continuamente náuseas y vómitos, pero finalmente superó esos problemas y terminó el curso con una alta puntuación, siendo uno de los primeros de su promoción.

El 1 de julio de 1935, Mölders era destinado a una unidad de vuelo (Fliegergruppe) en la ciudad de Schwerin. Su unidad era la I. / JG 162 "Immelmann". El 7 de marzo de 1936, durante la remilitarización de Renania, Mölders y su escuadrilla volaron desde Lippstadt por toda la región del Ruhr, siendo su unidad la primera en llegar a Düsseldorf.

En 1936, con el inicio de la Guerra Civil Española, los alemanes decidieron apoyar al General Franco y a los nacionales para poner a prueba a la nueva Luftwaffe y poder experimentar tácticas de combate, lo que les venía como anillo al dedo. Enviaron un "Cuerpo de Voluntarios" llamado la Legión Cóndor, una fuerza aérea de 200 hombres que tratarían de conseguir la supremacía aérea y que además ayudarían a los falangistas en su avance terrestre con bombardeos sobre puntos estratégicos.
Mölders participaría en la guerra. En reconocimiento a su excelente labor como comandante y piloto de combate, Mölders fue ascendido a Capitán el 18 de octubre de 1938. Regresó a Alemania el 5 de diciembre de 1938. De tal forma fue condecorado por su excelente actuación en España con la Cruz Española en Oro con Espadas y Diamantes, al igual que Adolf Galland, el 6 de junio de 1939. 


Al iniciarse la 2ª Guerra Mundial el 1 de septiembre de 1939 su unidad estaba desplegada al oeste para defender las fronteras alemanas en la región de Mosel-Saar-Pfalz. Durante un vuelo rutinario el 8 de septiembre de 1939, su avión tuvo un fallo en el motor lo que le obligó a realizar un aterrizaje forzoso. Sobrevivió al accidente pero sufrió heridas leves en la espalda que le mantendrían apartado del servicio unos días. El 19 de septiembre conseguía abatir su primera víctima, un avión Curtiss P-36, siendo condecorado con la Cruz de Hierro de 2ª Clase.

El 22 de diciembre consiguió derribar 3 cazas ingleses Hurricanes sobre el río Saaz. Mölders derribó otro Hurricane el 2 de abril, y el 20 del mismo mes destruía un avión francés Curtiss P-36.

Participó en la guerra contra Francia y los Países Bajos el 10 de mayo de 1940. Durante esta campaña incrementó su cuenta de victorías al conseguir derribar 9 aviones enemigos. El 14 de mayo cuando trataba de destruir unos bombarderos enemigos su avión resultaba dañado y derribado, pero no tuvo problemas a la hora de aterrizar el aparato y regresar a las líneas alemanas. Consiguió sus víctorias 19 y 20 el 27 de mayo. Sería el primer militar de la Luftwaffe en recibir la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro.

El 5 de junio de 1940, durante su misión aérea número 133, era derribado cerca de Compiègne. Mölders fue hecho prisionero, pero liberado tres semanas más tarde por el armisticio con Francia. Al regresar a Alemania, Mölders fue ascendido a Mayor el 19 de julio de 1940 y tomó el mando el día siguiente de un Ala de Combate de la unidad JG 51. Realizó su primera misión con el JG 51 el 28 de julio, atacando a un escuadrón de Spitfires. En esta misión, realizó un aterrizaje de emergencia tras recibir una ráfaga de tiros en su carlinga de piloto. Resulto herido por tres esquirlas de proyectil: uno en la rodilla, otro el muslo y uno más en el pie izquierdo. Aunque sus heridas no eran muy graves permaneció un mes hospitalizado. 

Mölders consiguió el permiso para poder volar y realizó sus dos siguientes misiones de combate el 28 de agosto de 1940. Su ayudante y escolta, el Teniente Kircheis, fue derribado y hecho prisionero durante una de estas misiones; el Teniente Georg Claus tomó su lugar. Mölders derribó 2 Hurricanes más el 31 de agosto.

El 20 de septiembre aumentó su número de victorias a 40 siendo así el primer piloto de combate en llegar a tal cantidad durante la guerra. En septiembre regresó a su unidad tras permanecer un tiempo en la finca de Goering. Tras derribar 3 Hurricanes el 12 de octubre alcanzó la cifra de 51 victorias (siendo de nuevo el primer piloto en llegar a dicha cantidad), y fue ascendido a Teniente Coronel.

Al finalizar el año de 1940 ya contaba con 55 victorias en su haber. Continuó en el Frente del Canal de la Mancha hasta la primavera de 1941, cuando su unidad fue transferida a la frontera ruso-polaca para participar en el nuevo frente contra los rusos al iniciarse la Operación Barbarroja. 

El 22 de junio de 1941, era condecorado con las Espadas para sus Cruz de Caballero con Hojas de Roble cuando ya alcanzó la cifra de 72 victorias confirmadas. Pocas semanas después alcanzaba las 80 victorias.

El 22 de noviembre de 1941, el Coronel Mölders regresaba de Alemania después de una inspección de una unidad de cazas, volando como pasajero en un Heinkell He 111. Se dirigía al entierro del General Udet que se había suicidado en extrañas circunstancias. En medio de una terrible tormenta el avión tuvo que aterrizar en Breslau, pero el piloto no pudo aterrizar correctamente y el avión se estrelló. Cuando llegaron los servicios de atención médica nada pudieron hacer por Mölders salvo confirmar su muerte. 

Resumen de la biografia que puedes encontrar en la obra DIAMANTES DE LA CRUZ DE HIERRO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario