viernes, 14 de noviembre de 2014

- Mis héroes favoritos XIII: von Müller, Karl Friedrich Max, el héroe "alabado por sus enemigos" -



Estimados amigos,

     Hoy hablamos de uno de los capitanes de superficie más importantes de la Alemania de la Primera Guerra Mundial de von Müller, que además fue alabado por sus enemigos, los británicos.  Pero antes os quisiera recordar que ya podéis seguirme en Twitter, soy @DelhRoh o a través de Facebook en mi página oficial de "seguidores". Podéis acceder a mis respectivos sitios pinchando aquí:

 

Recuerda que YA puedes ser Patrocinador de este blog y recibir sorpresas muy especiales, ¡y todo desde un dólar! No olvides visitar: www.patreon.com/heroesdeguerra

         

     Hay nombres propios de los que tenemos que hablar obligatoriamente cuando nos referimos a la Pour le Mérite, la medalla alemana más importante de la Primera Guerra Mundial: el Barón Rojo, Otto von der Linde o Karl Friedrich Max von Müller, el protagonista de la entrada del blog de hoy.

     De casta le venía al galgo porque era hijo y nieto de militares prusianos. Su padre era coronel en el ejército imperial de tierra por lo que tenía muy claro desde pequeño, cuando nació el 16 de junio de 1873 en Hanover, que iniciaría la carrera militar. 

     En 1891, tras pasar diversos cursos de formación comenzaba sus estudios para convertirse en oficial de la Marina Imperial Alemana. Tras conseguir su despacho de alférez tuvo varios destionos: el buque escuela Stoch, el crucero Gneisenau y el acorazado Baden, en el que ya era teniente de navio en octubre de 1894.

     Tras varias aventuras fue ascendido Capitán de Corbeta en diciembre de 1908 y pasó a formar del Estado Mayor de la Marina Imperial donde, dicen, impresionó con su profesionalidad y espíritu militar al Gran Almirante Tirptiz. 

     Consiguió en 1913 por su excelente trabajo como oficial del Estado Mayor el mando del SMS Emdem. Participó en varios incidentes en Yangtzse y Nanjing donde sería condecorado por su excelente actuación con la Orden de la Corona real de tercera Clase con Espadas. 

     Su papel en la Primera Guerra Mundial sería largo de contar, pero se puede resumir con su corta pero notable actuación a bordo del Emdem. En el escaso tiempo en el que participó en la Gran Guerra antes de ser capturado por fuerzas aliadas, capturó un total de 14 barcos mercantes en los que trató con el máximo respeto a los integrantes de las tripulaciones mercantes, tratando siempre de impedir la violencia con los civiles, pero destruyendo o capturando siempre los buques enemigos. Sus modales corteses y su extremo cuidado a la hora de evitar las muertes de civiles le granjearon la simpatía de todos aquellos que capturaba, ¿curioso verdad?

     Tras doce semanas de misiones en la mar su buque luchó contra el acorazado australiano HMAS Sydney y su buque fue hundido durante el combate. Sobrevivió al hundimento de su buque y fue capturado. Intentó escapar en varias ocasiones pero no puso conseguir la libertad. La malaria (que había contraido años atrás en su servicio en África) se agravó a causa del clima británico y fue repatriado a Alemania en 1918. Sería condecorado con la Pour le Mérite por el mismísimo Kaiser, pero a causa de su enfermedad se retiró del servicio activo en 1919, no sin antes recibir un nuevo ascenso a Kapitän zur see. A causa de la malaria y de ciertas complicaciones moría el 11 de marzo de 1923, a la edad de 49 años.  Dicen que "The Times" le elogió con la siguiente frase: “Si todos los alemanes hubiesen combatido tan bien como el capitán del Emden, el pueblo alemán no sería ahora tan vilipendiado en todo el mundo”.

     No hay duda que von Müller representó en su persona el auténtico y honorable espíritu del caballero oficial de la Marina Imperial que brilló con luz propia durante la Gran Guerra.


      

No hay comentarios:

Publicar un comentario