sábado, 6 de diciembre de 2014

- Héroes olvidados XXXIII: Nedogibchenko, Leonid, corta vida e intensa leyenda

Hola amigos,

     Hoy quisiera recordar la épica de muchos soldados que sacrificaron sus vidas en un simple acto de heroismo en el inútil y esteril conflicto que hoy llamamos 2ª Guerra Mundial. Hoy quisiera recordar a los infantes de marina soviéticos que combatieron como soldados de infanteria en el Frente del Este contra los invasores germanos. Hoy, unos retazos de uno de aquellos héroes, Leonid Nedogibchenko, pero no obstante recordad que podéis elegir el tener dicha biografía completa (seguramente la más completa jamás escrita en castellano) de este héroe de guerra como recompensa siendo Patrocinador de este blog. ¡y todo desde un dólar! No  te olvides de visitar para más información y descubrir más sorpresas exclusivass: www.patreon.com/heroesdeguerra

Pero antes os quisiera recordar que ya podéis seguirme en Twitter, soy @DelhRoh o a través de Facebook en mi página oficial de "seguidores". Podéis acceder a mis respectivos sitios pinchando aquí:


Nedogibchenko, Leonid,  este joven soldado nació el 9 de agosto de 1922, en la minúscula aldea campesina de Maksimovich, cerca de la futura capital ucraniana, Kiev. En 1942, tras el inicio de la Gran Guerra Patriótica, Nedogibchenko fue llamado a filas, y así entraría a formar parte de la Armada Roja. Su primer destino sería el 57º Batallón Antiaéreo de la Flota del Mar Negro. En esta unidad participaría en las batallas de Novorossiysk y Tuape, siempre en primera línea de combate.

Tras un tiempo en la retaguardia, su unidad volvió al combate en la segunda quincena de marzo de 1944. El 28º Ejército comenzó la reconquista de la ciudad ucraniana de Nikolaev, que aún seguía en manos germanas. Para facilitar un asalto frontal, los generales tomaron la resolución de desembarcar unidades en el puerto de Nikolayev. Sería el 384º Batallón de Infantería de Marina la unidad elegida para tal dura prueba, además de un pequeño grupo de paracaidistas. A este grupo tan heterogéneo se incorporaron 55 marineros y 10 ingenieros. La unidad llegó a su destino el 26 de marzo al puerto y tomaron posiciones.

Su misión era entorpecer las operaciones de los alemanes, resistir y atraer el fuego enemigo hasta la liberación de la ciudad.  Fueron dos días cruentos de combates en los que el enemigo alemán atacó constantemente las posiciones tomadas por los soviéticos, y permanecieron en sus puestos, disparando y luchando hasta el último hombre.  Aquel grupo consiguió, según fuentes soviéticas, eliminar a más de 700 soldados alemanes. En el último ataque, los alemanes utilizaron todo lo que tenían: tanques, lanzallamas e incluso utilizaron gases venenosos. Aún así, los paracaidistas y voluntarios marineros aguantaron en sus posiciones y resistieron, una vez más la ofensiva enemiga.
Parecía increíble, pero el 28 de marzo de 1944 el Ejército Rojo liberaba la ciudad de Nikolaev. Cuando los soldados del Ejército Rojo penetraron en el puerto, lo que se encontraron ante si fue horrible: más de 700 cadáveres de soldados y oficiales nazis, edificios quemados y ruinas por todas partes. Entre las ruinas de pronto aparecieron 6 supervivientes, paracaidistas, ensangrentados y cansados que a duras penas conseguían mantenerse de pie.


- Un posible desembarco de infantes de marina soviéticos -

Entre las ruinas se encontrarían a otros cuatro supervivientes, cuatro marineros, pero uno de ellos murió en cuanto los soldados les encontraron. Sería enterrado en la fosa común en la ciudad de Nikolaev, sobre la cual se construiría un parque llamado el parque de los 68 soldados. De esta forma podemos deducir que las fuerzas soviéticas se compusieron de 77 soldados (los 68 muertos, y los 9 supervivientes).

Fue una increíble acción digna del título de Héroe de la Unión Soviética. Quizás, lo que fácilmente olvidamos al leer esta épica digna de las mieles de la inmortalidad y la leyenda, es que aquel joven, Nedogibchenko, tenía 21 años cuando murió… un buen recuerdo de lo cruda que es la guerra. No hay épica en la gloria de la guerra, solamente muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario