lunes, 15 de diciembre de 2014

- Mis héroes favoritos XVIII: Immelmann, Max, el primer héroe alemán popular de la Gran Guerra.


Hay héroes de guerra y leyendas. El Barón Rojo fue uno de ellos, y otro, contemporáneo del von Ritchtoffen e igual de famoso que él fue Max Immelmann, un extraordinario píloto cuyo nombre sirvió como "mote" para la famosa Pour Le Mérite. Tras él, la medalla se llamaría también "Blue Max" en su honor. Hoy, algunos breves detalles de su biografía, aunque no obstante recordad que podéis elegir el tener dicha biografía completa (seguramente la más completa jamás escrita en castellano) de este héroe de guerra como recompensa siendo Patrocinador de este blog. ¡y todo desde un dólar! No  te olvides de visitar para más información y descubrir más sorpresas exclusivas: www.patreon.com/heroesdeguerra

Pero antes os quisiera recordar que ya podéis seguirme en Twitter, soy @DelhRoh o a través de Facebook en mi página oficial de "seguidores". Podéis acceder a mis respectivos sitios pinchando aquí:

Immelmann, Max, nació en Dresde, el 21 de septiembre de 1880. Cuando comenzó la Primera Guerra Mundial, Immelman fue llamado al servicio activo, alistándose en la Luftstreitkräfte y enviado a un campo de entrenamiento de pilotos en Johannisthal, en noviembre de 1914.  El 3 de junio de 1915, durante un vuelo de reconocimiento, fue atacado por un piloto francés y derribado, pero logró aterrizar a salvo en las líneas alemanas. Fue condecorado con la Cruz de Hierro de Segunda Clase por lograr poner a salvo el aparato.

Obtuvo la Cruz de Hierro de Primera Clase por su primera victoria el 15 de agosto de 1915, y enseguida se convirtió en uno de los primeros ases alemanes, comenzando a encadenar una serie impresionante de victorias.  Dado que los pilotos alemanes eran altamente competitivos entre si, desde ese momento, Immelmann y Boelcke organizaron una especie de carrera para demostrar cuál de los dos era mejor piloto de combate, para mayor desgracia de los pilotos aliados. 

En la tarde del 18 de junio de 1916, sobrevolando Sallaumines, Immelmann, Max Ritter von Mulzer y otro piloto alemán, atacaron a una formación de ocho aviones ingleses. Immelmann volaba en un Fokker con dos ametralladoras y cuando abrió fuego contra su enemigo la mala sincronización de las hélices con las armas provocó un mortal accidente. Un torrente de balas cortó las puntas de la hélice provocando que el motor Oberursel se detuviera, haciendo caer el avión y provocando la muerte de Immelmann a los 25 años de edad. Esto supuso un duro revés para la moral alemana, pues se creía que Immelmann era sencillamente invencible.

La influencia de Immelmann en la aviación alemana fue impresionante, pues sus métodos de combate se enseñarían durante décadas en las escuelas de aviación. La Luftwaffe incluso bautizó un escuadrón de combate con su nombre. Se le acreditan un total de 17 victorias, aunque dos de ellas todavía siguen siendo debate sobre si los derribos fueron realizados en territorio enemigo o no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario