lunes, 5 de enero de 2015

- Mis héroes favoritos XXI: O´Hare, Edward Henry, el primer as americano de la 2ª Guerra Mundial -


El  aeropuerto de Chicago (uno de los más grandes del mundo) se llama Aeropuerto Internacional O'Hare. En la Terminar número 2 se puede ver  un Wildcat restaurado. ¿A qué se debe todo esto? Mucha gente va y viene por este aeropuerto sin saber que el nombre que se le dio es el de un héroe de guerra, ganador de la Medalla de Honor. Hoy recordamos la gesta y épica de O´Hare, Edward H., unas breves pinceladas de su vida aunque no obstante recordad que podéis elegir el tener dicha biografía completa (seguramente la más completa jamás escrita en castellano) de este héroe de guerra como recompensa siendo Patrocinador de este blog. ¡y todo desde un dólar! No  te olvides de visitar para más información y descubrir más sorpresas exclusivas: www.patreon.com/heroesdeguerra

Pero antes os quisiera recordar que ya podéis seguirme en Twitter, soy @DelhRoh o a través de Facebook en mi página oficial de "seguidores". Podéis acceder a mis respectivos sitios pinchando aquí:

- Mi página de Facebook.

O'Hare, Edward Henry, fue un piloto naval de la Armada de los Estados Unidos. Puede que le extrañe al lector encontrarse con un <as de la aviación> en la sección de la Armada, pero lo cierto es que no, no se trata de ningún error.  O'Hare fue un piloto naval que sirvió en diferentes portaaviones durante la 2ª Guerra Mundial y al tratarse de barcos desde donde despegaba se le consideró un miembro de la Marina durante la 2ª Guerra Mundial, pues como bien sabrá el astuto lector que ya se haya leído la Breve Historia del U.S. Air Force, no será hasta muchos años después cuando la Fuerza Aérea americana será totalmente independiente del resto de cuerpos del ejército. 

Una de las primeras misiones de O'Hare durante la batalla del Pacífico tuvó lugar el 20 de febrero de 1942. por extraño que parezca, él y un compañero eran los únicos pilotos disponibles cuando su portaaviones, el USS Lexington, era atacado por cazas y bombarderos japoneses.

¿Cómo llegó a esa situación el portaaviones? Estando a 450 millas naúticas del puerto de Rabaul, a las 10:15 a.m., el Lexington detectó en su radar una formación enemiga de aviones a 35 millas. Seis aviones se dirigieron a investigar el eco en el radar.  Después, otros 2 aviones fueron enviados a inspeccionar el mismo contacto. Estos dos aviones derribaron un bombardero cuatrimotor a unas 43 millas del portaaviones a las 11:12 a.m.. 
Después, otros 2 aviones fueron enviados a en dirección hacia otro contacto de radar, derribando otro bombardero cuatrimotor japonés una hora más tarde. Hubo un tercer contacto de radar a unas 80 millas, pero desapareció muy rápido. Habría un nuevo eco en el radar a las 16:25 de la tarde. Un grupo de cazas F4F Wildcat se lanzaron a investigar este nuevo contacto. Al llegar a la zona se encontraron con 9 Mitsubishi G4M28 y derribarían 5 de esos aviones.

O'Hare fue uno de los pilotos que se lanzó a interceptar a esos 9 aviones Betty, y aunque hubo 5 derribos confirmados, ninguno fue realizado por él.

A las 16:49 p.m., hubo otro nuevo eco en el radar a tan solo 12 millas de la fuerza principal. Era una nueva formación de Bettys que se dirigían hacia el portaaviones sin ningún tipo de oposición, salvo 2 cazas que tenía el buque como reserva, y uno de ellos era el caza de O'Hare.  Los dos cazas despegaron. Nada más revisar los aviones de combate el compañero de O'Hare detectó un grave problema: no podía disparar porque sus ametralladores se habían encasquillado. 

Así que solamente un caza haría frente a la nueva formación enemiga. Un caza armado con 4 ametralladoras del calibre 50 y con munición para disparar únicamente durante 34 segundos. ¿Sería suficiente? La formación enemiga volaba en una formación denominada en V, de tal forma que los aviones vuelan bastante juntos unos y de otros y utilizan su fuego como una fuerte medida de protección contra los ataques enemigos.  Su primera maniobra fue atacarles desde arriba con una arriesgada maniobra. Tras varias ráfagas de fuego incendió el motor derecho y los tanques de combustible de uno de los aviones enemigos. Cuando realizó otras dos pasadas, los aviones japoneses estaban lo suficientemente cerca para ser alcanzados con la artillería antiaérea del buque. En ese tiempo O'Hare había derribado a 3 de ellos, y los pilotos japoneses, tal vez nerviosos, perdieron su valiosa carga de bombas.  O'Hare atacó a un cuarto avión de la formación, consiguiendo que sus tanques de gasolina también explotaran. Cuando otros aviones americanos llegaron vieron a tres aviones enemigos caer en llamas casi en el mismo momento.  O'Hare afirmaría haber destruido 5 bombarderos enemigos y tocar de muerte a un sexto, aunque en realidad solamente derribó 3 (entre ellos al líder de la formación). Otros 2 aviones serían posteriormente derribados y uno de ellos intentó sin éxito un ataque suicida contra el portaaviones. 

Por el "derribo" de 5 bombarderos, O'Hare se convirtió en un "as de la aviación", y fue ascendido a Capitán de Corbeta, y además, se convertió en el primer aviador naval de la guerra en recibir la Medalla de Honor el 21 de abril de 1942. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario