sábado, 21 de febrero de 2015

- Rememorando XXVIII: La paloma más guerrera de la Historia -

 Volvemos con nuestra sección en el blog dedicada a los héroes de guerra más inusuales de todos, los animales. En esta ocasión volvemos a hablar de ellos, y más concretamente de G. I. Joe, la paloma mensajera más famosa de la Historia.



     Nuestro protagonista nació en la ciudad de Árgel un 24 de marzo de 1943, y a fé que cuando salió del cascarón jamás habría pensado que se convertiría en la paloma más famosa de la Historia, al menos para el pueblo norteamericano, dado que fuera de sus fronteras su historia es bastante desconocida.

Recordad que podéis ayudar al autor de este blog de forma fácil y sencilla  ¡y todo desde un dólar! Y además tendréis concursos especiales y recompensas que se irán desvelando poco a poco y solamente a los patrocinadores. 

No  te olvides de visitar para más información y descubrir más sorpresas exclusivas: www.patreon.com/heroesdeguerra


Pero antes os quisiera recordar que ya podéis seguirme en Twitter, soy @DelhRoh o a través de Facebook en mi página oficial de "seguidores". Podéis acceder a mis respectivos sitios pinchando aquí:



    
     
G. I. Joe en manos de su cuidador, el sargento Harry Lucas

     G. I. Joe había nacido en un criadero de palomas destinadas a servir para el ejército de los Estados Unidos durante la 2ª Guerra Mundial, por lo que, por lo tanto, podíamos decir que era una predestinada a participar en la la guerra en el mismo momento de su nacimiento, ¡como si de una paloma "espartana" se tratara!

     G.I. Joe pasó a formar muy pronto del United States Army Pigeon Service, es decir el Servicio de Palomas del Ejército de los Estados Unidos, junto co otras más de 54.000 reclutas forzosas que sirvieron en las filas estadounidenses. 

      Nuestro protagonista comenzó a trabajar pronto en los frentes del norte de África, concretamente en la ciudad de Túnez y Birzete, aunque muy pronto sus servicios fueron requeridos en Italia, donde ya fuerzas norteamericanas luchaban contra fuerzas alemanas tratando de reconquistar el país y liberarlo de la influencia germana. 

     La batalla por el control de Italia rugía con intensidad. Los británicos enviaron varias fuerzas para apoyar el esfuerzo americano, y la  56ª División de Infantería de Londrés , hizo un gran logró penetrar la líneas alemanas , colocándose en una posición muy ventajosa en la retaguardia del enemigo. 

Para poder entender el desarrollo de la historia hay que recordar que el método desplegado por los aliados para avanzar era utilizar los ataques aéreos contra las ciudades y pueblos que tuvieran fuertes defensas alemanas y luego terminar el trabajo enviando fuerzas terrestres . La 56ª División Británica tenía programado atacar la ciudad italiana de Colvi Vecchia , a las 10:00 horas el 18 de octubre de 1943. Antes de esto el Comando de Apoyo Aéreo EE.UU. tenía programado el bombardear la ciudad para facilitar la entrada de las tropas británicas castigando las defensas alemanas.

Los británicos entraron en la ciudad antes de lo previsto muy poco después de que los alemanes se retiraran a líneas de defensa más lejos del frente. Dejaron una pequeña fuerza de retaguardia  que fue eliminada rápidamente por los británicos, tomando así el control de la ciudad. Desafortunadamente los intentos de cancelar el bombardeo programado fracasaron y el intento de comunicación por radio resultó imposible. Por lo tanto se barajó la posibilidad de enviar un correo,  un corredor,  pero parecía imposible que un corredor fuera capaz de recorrer los 32 kilómetros que separaban la ciudad de Colvi Vecchia del aeródromo con tan escaso margen. En 20 minutos  la ciudad iba a ser bombardeada. Los comandantes de la 56ª División debían de tomar una decisión, y rápido. Si se retiraban de la ciudad esta volvería a caer en manos alemanas, y así la iniciativa táctica volvería a estar del lado del enemigo. Otra opción era soltar una paloma, con la esperanza de que esta fuera capaz de cubrir la distancia en esos 20 minutos para evitar el bombardeo. 

Finalmente la segunda opción fue la tomada y la paloma escogida para tal importante tarea fue G. I. Joe, a la cual se le ató el mensaje en la pata y se la soltó para que volará lo más rápidamente posible hacía el aeródromo norteamericano. Los mandos británicos no dieron la alarma a la población civil ni a la tropa para evitar un ataque de pánico. Como hubiera dicho Julio Cesar:  Alea Jacta Est.

Mientras, en la base aérea de los Estados Unidos, los bombarderos estaban listos, cargados de explosivos y en formación para levantar el vuelo, en el preciso momento en el que la paloma llegaba a su caseta y un soldado desenrollaba el mensaje de su pata inmediatamente. Los americanos pudieron leer el mensaje a tiempo gracias a G. I. Joe que pudo ser capaz de cubrir esos 32 kilómetros a una velocidad media de 96 kilómetros por hora., salvando así la vida de los soldados británicos y de, no hay que olvidarlo, los civiles italianos.

     Este hecho haría que la paloma estadounidense fuera condecorada con la Medalla entregada a animales más importantes del mundo, la Medalla Dickin, la también llamada “Cruz de la Victoria para animales”. En la concesión de la Medalla Dickin a G. I. Joe podemos leer lo siguiente:

     <Se ha reconoce a esta paloma el realizar el vuelo más destacado  por una paloma del ejército de  EE.UU.  durante la Segunda Guerra Mundial.  La paloma hizo un  vuelo de 20 millas desde el Cuartel General del 10º Ejército británico en el mismo número de minutos.  Llevo un mensaje que llegó justo a tiempo para salvar la vida de al menos 100 soldados aliados de ser bombardeados por sus propios aviones.>

G. I. Joe, luciendo orgullosa su medalla.

Después de la guerra el palomo se convirtió en un todo un héroe nacional.  Tras la guerra fue alojada en el Churchill Loft, también conocido como el Salón de la Fama, en Nueva Jersey con otras 24 palomas “héroes de guerra” . En marzo de 1957 fue trasladada a los jardines zoológicos de Detroit donde pasaría sus últimos días, falleciendo el 3 de junio de 1961. G. I. Joe fue disecada y hoy puede ser vista en el Centro Histórico de Fort Monmouth, en Nueva Jersey. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario