viernes, 18 de septiembre de 2015

- Horrores de la 2ª Guerra Mundial: El bombardeo de Dresde -



Hoy vamos a recordar uno de los episodios más oscuros en la 2ª Guerra Mundial y más concretamente en el territorio europeo. Mucho se hablan de las V-1 y las V-2, además de las cientos de bombas lanzadas contra suelo inglés, además de las abominables bombas atómicas lanzas sobre Hiroshima y Nagasaki.  Pero estos hecnos no fueron ni de lejos, los bombarderos más mortíferos de la 2ª Guerra Mundial. Hoy hablaremos del bombardeo de Dresde en el que perecieron más de 100.000 personas en una acción aliada.


Pero antes os quisiera recordar que ya podéis seguirme en Twitter, soy @LordDenne o a través de Facebook en mi página oficial de "seguidores". Podéis acceder a mis respectivos sitios pinchando aquí:



Recuerda que YA puedes ser Patrocinador de este blog y recibir sorpresas muy especiales, ¡y todo desde un dólar! ¡Apúntate! No olvides visitar: www.patreon.com/heroesdeguerra

Corría el año de 1945, era mediados de febrero y muchos alemanes tenían ya puestos sus ojos en el final de una guerra que parecía pronlongarse demasiado. El pueblo de Adolf Hitler sabía perfectamente a esas alturas que la guerra estaba totalmente perdida. El avance imparable de las fuerzas soviéticas por el este y el empuje de las fuerzas aliadas a través Francia e Italia parecia imparable. Era cuestión de tiempo que los alemanes pudieran por fin respirar aliviados y no tendrían que esconderse debajo de los búnkeres civiles para evitar las bombas aliadas, dado que los americanos bombardeaban las ciudades alemanes y los británicos de noche. 

Existe la errónea idea de que la perla de "Dresde" no había sido bombardeado hasta aquellas fatídicas fechas de febrero de 1945, hecho totalmente incierto, dado que la ciudad alemana fue objeto de varios bombarderos a lo largo de 1944 y de enero de 1945. La ciudad era la 7ª ciudad más grande de Alemania, además de tener un importe núcleo industrial y tener uno de los núcleos militares más importantes y grandes de Europa. Además la ciudad contaba con ciertas defensas antiaéreas (y con nula protección aérea dado  que los cazas alemanes, unos 30, apenas tenían combustible para poner surcar los cielos). El asunto es que los bombardeos aliados anteriores y el lento, pero constante, envio de refuerzos y piezas antiaéreas al Frente Oriental había debilitado enormemente la defensa de la ciudad.

La ciudad quedó en parte sentenciada en la Conferencia de Yalta de principios de febrero de 1945 en la que los soviéticos solicitaron ayuda aliada para destruir la última ciudad que estaba en condiciones de ayudar a aglutinar las fuerzas alemanas en aquel frente para un posible contraataque. Además tenía una gran cantidad de fábricas, unas 110, en torno a la ciudad.

De esta forma los aliados atacaron la noche del 13 al 14 de febrero de 1945 en dos oleadas y otros dos atanques diurnos el 14 y el 15 de febrero. En total sobrevolaron los cielos de Dresde en aquellos 4 ataques un total de 1705 aviones lanzando sobre la ciudad un total apróximado de un millón de bombas de diferente peso. Sí, has leído bien. un millón de bombas.

La ciudad estuvo ardiendo durante varios días y la mayor parte de la ciudad quedó completa arrasada. Los cuerpos ennegrecidos se amontonaban entre los escombros y muchos que se ocultarón en los búnkeres tratando de buscar protección murieron a causa del humo producido por los incendios producidos por las bombas incendiarias. Para hacernos una idea de la posible magnitud de los hechos, la ciudad decía tener un total de unos 640.0000 habitantes en 1939. A estos habitantes se le unieron un total de unos 200.000 refugiados y unos 70.000 obreros que trabajaban en las más de 100 fábricas de la periferia de la ciudad y miles de soldados heridos congregados en la ciudad, dado que muchos de sus edificios se habían convertido en improsivados hospitales.


En el mapa de más arriba aparecen en rojo las zonas completamente debastadas por el fuego. Como se puede apreciar el casco antiguo fue completamente arrasado.  Tras este atento llegó la desagradable tarea de cuantos muertos pudieron morir en aquella terrible matanza indiscriminada por parte de los bombarderos americanos y británicos contra una ciudad que prácticamente estaba indefensa. En total, los historiadores barajan un total de uno 22.000 a 40.000 victimas. Ahora bien, observando el mapa  y algunos de los testigos directos, ¿realmente creéis que pudieron morir tan pocas personas en una ciudad tan superpoblada? Recordemos, 640.000 habitantes, unos 70.000 obreros y unos 200.000 refugiados, sin contar con una cantidad desconocida de soldados heridos. Francamente, las cifras barajadas por los historiadores teniendo los datos en la mano y viendo los efectos de las bombas en el mapa resultan bastante pocas. Otros historiadores más heterodoxos fijan las cifras de muertes entre 100.000 y las 140.000 personas, unas cifras que muy posiblemente se aproximen más a la realidad. Obviamente es un dato que por desgracía nunca se sabrá, pero que sin duda fue una de las mayores atrocidades producidas contra una ciudad alemana durante la 2ª Guerra Mundial

No hay comentarios:

Publicar un comentario